viernes, 2 de octubre de 2015

Masegoso, la leyenda de la aldea envenenada



Existen muchos relatos e historias que se refieren a poblaciones o regiones que fueron asoladas por algún oscuro momento que marcó sus destinos, los mismos que se han extendido hasta nuestros días y que se han convertido en leyendas y mitos propios de estas localidades.

Masegoso era un poblado que se situaba en una región de España, y que años atrás quedó totalmente desierto debido a la muerte de casi todos sus habitantes, en un hecho que hasta la fecha no ha sido del todo esclarecido.


Sin embargo, las narraciones respecto a estos nefastos hechos han llegado hasta nuestros días a través del folclore popular, el que nos cuenta que la aldea padeció de envenenamiento en un acto totalmente repudiable y llevado a cabo por el despecho de un amor no correspondido.

Los lamentos que hoy se escuchan en los alrededores parecen emerger del dolor más profundo del alma de los habitantes de esta región que vieron desaparecer a sus pobladores de manera casi instantánea.

La historia nos lleva al momento en el que un joven militar pretende a una bella mujer de Masegoso, llamada Adela, sin embargo, ella ya se encontraba en romance con otro joven de la aldea, Manuel.


La insistencia del militar no hizo cambiar para nada la decisión de la mujer, quien tras el rechazo anunció matrimonio con su novio pretendiente.

Esto enfureció a tal punto al militar que asesinó al novio, y no contento con ello, cogió unos sapos venenosos y los echó a la fuente de agua de donde todos los pobladores de Masegoso bebían a diario.

El envenenamiento mermó casi totalmente la aldea y los pocos que quedaron vivos dejaron el nefasto lugar para encontrar un lugar más seguro para ellos y los pocos sobrevivientes.


No es necesario contar que tras estos hechos, y luego de varias generaciones, aún se sienten los lamentos de quienes ahí murieron de esta vil manera, quienes además claman venganza eterna por lo sucedido.

Otros blogs que te pueden interesar.


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario