lunes, 22 de mayo de 2017

La leyenda de la Reina Loba



Cuentan que, en la provincia de Orense, vivió una poderosa mujer, tan cruel y soberbia, que era llamada por los campesinos de su señorío, ""la Reina Loba"".

Para su manutención y la de sus allegados, (tan despiadados como ella misma), obligaba a sus súbditos a entregarle, cada día, una vaca, un cerdo, y una carreta llena de otros alimentos.


Las familias campesinas se turnaban en esta entrega de vituallas, por miedo a los servidores de la Loba, que arrasaban e incendiaban casas y cosechas, y asesinaban a todos los habitantes de las aldeas en las que alguna familia se hubiese negado a entregar lo que se les reclamaba.

En este clima de terror vivía la comarca entera, cuando le llegó el turno de entregar los alimentos al pueblo de Figueirós. Sus vecinos se reunieron en asamblea, y decidieron no pagar un tributo que les arruinaba .

Pero decir ""no pagaremos"", no era suficiente, porque la reina mandaría contra ellos a sus huestes, y serían perseguidos y muertos.

Decidieron que si habían de morir de hambre o a manos de los sicarios de la Loba, mejor era morir combatiendo contra ella, así que se armaron lo mejor que pudieron.


Hicieron lanzas y jabalinas, arcos y flechas, tomaron piedras y garrotes, y en la oscuridad de la noche, se pusieron en marcha hacia el castillo de la malvada mujer.

La Loba y sus secuaces, dormían. Fiados en el terror que infundían en la comarca, descuidaron la vigilancia. Nunca nadie se había atrevido a desafiar su poder, ni contaban con que tal cosa pudiera suceder.

Sigilosamente, los vecinos de Figueirós, treparon murallas y abrieron puertas sorprendiendo a los sicarios de la Loba.

Un breve, pero encarnizado combate, dio la victoria a los lugareños, que se lanzaron escaleras arriba en busca de su opresora.

La Loba, se había refugiado en la torre más alta, pero ninguna puerta era lo bastante segura para resistir a los decididos asaltantes.

Cuando vio caer su última defensa ante el empuje de sus enemigos, y no queriendo someterse a quienes ella consideraba sus esclavos.

la Loba corrió hacia la ventana y se arrojó al vacío, muriendo destrozada sobre las rocas.


Con su muerte, acabó el suplicio de los habitantes de la comarca, que recordaron durante siglos, en romances y canciones, el valor de los vecinos de Figueirós.

lunes, 15 de mayo de 2017

Leyenda de "La Mariposa"



En una aldea asturiana, vivió, hace mucho tiempo, un rico labrador, viudo desde hacía años, que tenía dos hijas, pero para quien sólo contaba una, Inés, que nunca se atrevió a contradecir a su padre en nada, y se casó con el novio que éste le había designado.

No pasó lo mismo con Clara, su otra hija, que a la hora de contraer matrimonio, eligió con el corazón, y provocó tanta ira en su padre, que la desheredó y le prohibió acercarse a la casa donde había nacido.

Clara y su esposo vivían pasando mucha necesidad, y aunque Inés deseaba ayudar a su hermana, el temor a su padre le impedía hacer nada.

Cuando el labrador murió, Inés intentó de nuevo favorecer a Clara de alguna manera, pero ésta vez, fue su marido quien le prohibió hacerlo. Se desesperaba viendo la pobreza de su hermana, pero no veía modo de remediarlo.


El día que se celebraba la misa por el alma de su difunto padre, rogó Inés con toda su alma para que Dios le permitiera encontrar el modo de favorecer a Clara, y en eso estaba cuando de pronto sintió un gran peso sobre su cabeza. Levantó la mano y una mariposa se elevó en el aire. No pudo creer que fuera el pequeño insecto el que provocaba aquella sensación hasta que el fenómeno se repitió varias veces.

Al acabar la misa, le contó a su marido lo que le había pasado, pero éste no le hizo el menor caso. Sin embargo, a los pocos pasos, fue el marido quien levantaba la mano hacia su cabeza por el gran peso que sentía sobre ella y quien veía elevarse una mariposa ante sus ojos.

La mariposa estaba constantemente presionando la cabeza de uno u otro de los esposos, hasta que Inés insistió tanto en que era una señal que se les enviaba para que ayudaran a Clara, que su marido accedió a repartir la cuantiosa herencia de su suegro, con sus cuñados.

Así se hizo, y ya restablecidos cariñosamente los lazos entre las dos familias, vieron una mariposa revolotear alegremente ante ellos y luego volar muy alto, muy alto.....



sábado, 13 de mayo de 2017

Jinetes del Apocalipsis



Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis son los cuatro caballeros que se describen en la primera parte del capítulo sexto del Apocalipsis. El capítulo habla de un pergamino en la mano derecha de Dios que está sellado con siete sellos, en ese escenario Jesús abre los primeros cuatro sellos de los siete, liberando a estos jinetes que montan en caballos blanco, rojo, negro y uno bayo. Según la exégesis representan y son alegorías de la victoria o conquista, la guerra, el hambre y la muerte, respectivamente, aunque solo a este último se le designa por este nombre.

Aunque los jinetes aparecen brevemente en el libro, su importancia radica en la cantidad de representaciones artísticas y generalmente en la influencia que tuvieron sobre la cultura occidental.

Caballo Blanco
Cabalgado por el jinete de la victoria.

Cuando abrió el primer sello, oí al primer ser viviente, que decía: Ven. Miré y vi un caballo blanco, y el que montaba sobre él tenía un arco, y le fue dada una corona, y salió vencedor, y para vencer. Ap. 6,2


San Ireneo y San Juan Crisóstomo sostienen que el arquero montado sobre el caballo blanco es la triunfante propagación del Evangelio; una expansión que triunfa gracias al apoyo político. El padre Castellani lo deja claro al interpretar que en la Monarquía Cristiana, la Christianitas, es el orden romano convertido a la ortodoxia cristiana.

Portar un arco, un arma para alcanzar grandes distancias, es representación de lo que hicieron los reinos cristianos, apoyando y llevando la evangelización a pueblos lejanos. Como ejemplo de lo predicho aconteció el bautismo de los pueblos germanos y eslavos o la evangelización de América. Salió "a vencer", esas victorias, son las victorias de Constantino, de Teodosio, de Carlos Martel. Aquellos que afianzaron y construyeron sobre el antiguo orden romano, la Romanitas, el orden cristiano que perduró desde Constantino hasta el emperador Carlos V. El milenio que después es narrado en la parte final del Apocalipsis.


Los detalles mencionados acerca del color del caballo y el tipo de arma que el jinete porta, revela el testimonio de la Iglesia en el primer periodo del cristianismo (del año 31 - 100 d. C. específicamente) lo cual se caracterizó por su pureza de doctrina y el poder ofensivo del evangelio.

Caballo rojo
El corcel bermejo1 o alazán es montado por el jinete de la guerra.

Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente que decía: "Ven". Entonces salió otro caballo, rojo; al que lo montaba se le concedió quitar de la tierra la paz para que se degollaran unos a otros; se le dio una espada grande.
Ap. 6,3-4


El padre Castellani consigna que desposeída la monarquía cristiana de su existencia vendrá "guerra o rumores de guerra" como dice Jesucristo. Y añade más diciendo que esto "es el comienzo de los dolores" pero "aún no es el fin". Benedicto XV en 1917 declaró: "Jamás hasta ahora se había visto en el mundo la guerra como institución permanente de toda la humanidad". Y ya Castellani advierte que viendo dos guerras mundiales parece como si el mundo se preparase para una tercera.

Caballo negro
Cabalgado por el jinete del hambre.

Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: "Ven". Miré, y vi un caballo negro. El que lo montaba tenía una balanza en la mano.
Ap. 6,5


Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: «Dos libras de trigo por un denario y seis libras de cebada por un denario, pero no dañes el aceite ni el vino»
Ap. 6,6

El tercer jinete monta un caballo negro y se entiende generalmente como la hambruna. El jinete lleva un par de balanzas o básculas de pesaje, lo que indica la forma en que el pan se pesa durante una hambruna.


De los cuatro hombres a caballo, el caballo negro y su jinete son los únicos cuya aparición se acompaña de una pronunciación vocal. Juan oye una voz, no identificada, pero procedente de los cuatro seres vivientes, que habla de los precios del trigo y la cebada, también se dice "pero no dañes el aceite ni el vino." Esto sugiere que el hambre del caballo negro es el de aumentar el precio del grano, pero sin afectar a los suministros de aceite y vino. Una explicación de esto es que los cultivos de cereales hubieran sido más susceptibles en años de hambruna que los cultivos de olivos y viñedos; la declaración también podría sugerir una continua abundancia de lujos para los ricos, mientras que alimentos básicos como el pan son escasos, aunque no totalmente agotados. Por otra parte, la preservación del aceite y el vino podría simbolizar la preservación de los fieles cristianos, que utilizan aceite y vino en sus sacramentos.

Caballo bayo
El caballo de color bayo montado por el jinete de la muerte.

Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente que decía: "Ven".
Miré, y vi un caballo bayo. El que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades lo seguía: y les fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad y con las fieras de la tierra. Ap. 6,7-8

El cuarto y último jinete se llama muerte. De todos los jinetes, es el único a quien el propio texto explícitamente da un nombre. Todavía otros se aplican los nombres de "pestilencia" o "peste" a este caballero, sobre la base de traducciones alternativas de la Biblia (como la Biblia de Jerusalén). A diferencia de los otros tres, no se describe con un arma u objeto, en lugar de eso se sigue por Hades. Sin embargo, las ilustraciones de este muestran principalmente que lleva una guadaña.


El color del caballo de la Muerte se escribe como khlôros (χλωμóς) en la koiné original griego, que a menudo se traduce como "pálido", aunque "ceniciento", "verde claro", y "verde amarillento" son otras posibles interpretaciones; por esto es que hay interpretaciones en las que el color puede ser gris, verde, amarillo, pero siempre un color indicando la palidez enfermiza de un cadáver.

El comienzo del verso "se les dio poder sobre la cuarta parte de la tierra" puede referirse únicamente a la Muerte y el Hades, o puede resumir el papel de los cuatro jinetes. Los estudiosos no están de acuerdo en este punto.

miércoles, 10 de mayo de 2017

La bruja de Bell



En Red River, Tennessee, Estados Unidos se ubica un sitio muy especial y aterrador la Granja Bell. Esta granja es conocida por ser el único caso documentado donde un fantasma logró matar a una persona. Esto sucedió entre 1817 y 1821, cuando la familia Bell vivió aterrorizada por el diabólico espíritu de una mujer.


La realidad es más escalofriante que la ficción. El mal irrumpió en escena, por sorpresa. La Bruja de Bell se manifestó por primera vez en un pequeño y tranquilo pueblo de Tennessee, Red River, en 1817. Eran tiempos de pureza, inocencia, virtud… y de terrores innombrables para una familia cuyos miembros serán recordados como las víctimas del maleficio más importante de la historia norteamericana.

Esta aterradora presencia apareció un día en la granja con ansias de sangre. Pero, ¿qué era? ¿La encarnación del mal? ¿Un fantasma? ¿Un espíritu? ¿Una bruja? ¿Un demonio?

La leyenda es lo único en lo que podemos basar nuestras hipótesis.


Un día de caza cualquiera, John Bell, su hijo y un amigo, se adentraron en el bosque en busca de presas sin saber que en esta ocasión… las presas eran ellos. Una densa niebla cubrió el bosque como una manta. Una figura misteriosa se movía rápidamente entre los árboles, confundiendo a los atentos cazadores. De repente, una criatura amenazadora se materializó de la neblina y se lanzó violentamente contra John. Con el rifle cargado, éste disparó a la bestia pero la criatura se esfumó tan rápido como había aparecido.

Ese fatídico día, los extraños ruidos comenzaron a escucharse en casa de los Bell. Parecía que alguien estuviera arañando y golpeando las ventanas. El suelo de madera crujía bajo el peso de pisadas invisibles, como si alguien, o algo, estuviera moviéndose por la casa. ¿Eran ratones? ¿Ratas? O quizá algo mucho más siniestro…


Repentinamente, una terrorífica presencia apareció en el dormitorio de la hija, Betsy. Le arrebató las mantas y susurró su nombre con una voz que erizó todos y cada uno de los pelos del cuerpo de la joven. Al principio, la familia intentó convencerse de que estos miedos eran causados por pesadillas terroríficas. Pero ese no era más que el principio. El maleficio creció más allá de cualquier explicación lógica y razonable.

Al subir corriendo las escaleras, se encontraron a Betsy luchando por su vida mientras era arrastrada violentamente por el suelo por un ser invisible con una fuerza sobrehumana, que le arrancaba el pelo del cuero cabelludo. Suspendida en el aire, Betsy fue abofeteada, golpeada y maltratada, mientras su madre, su padre y sus amigos observaban con horror lo que ocurría, sin poder detener la paliza.


Las noticias del maleficio se difundieron, hasta que un conocido de la familia, y futuro Presidente de EEUU, el General Andrew Jackson, oyó hablar de los espantosos hechos que ocurrían en casa de los Bell. Acompañado por un equipo de hombres de confianza, Jackson llegó a casa de los Bell para conocer personalmente al ente impuro. Y el ente dio la talla, agrediendo violentamente a Jackson y a sus hombres hasta que se marcharon presas del terror.

Este espeluznante ser atacó a la familia cada noche durante cuatro años. El fenómeno combinaba respiraciones, susurros, crujidos y gritos que iban en aumento hasta convertirse en ataques dignos de la peor pesadilla. Se presentaba repentinamente, los asustaba, los torturaba y luego desaparecía. Hasta la noche siguiente. Con cada brutal ataque, el ente se hacía más fuerte. Al final, les hablaba, se burlaba de ellos y les increpaba. Desesperados por saber quién era o cuál era el origen de estos maliciosos ensañamientos, buscaron la ayuda del residente más culto del pueblo, su amigo Richard Powell.


Toda explicación lógica apuntaba a la vecina de los Bell, Kate Batts, una mujer excéntrica, que la mayoría del pueblo consideraba una bruja. John Bell y Kate Batts eran más que vecinos. Fueron socios, aunque el negocio de tierras en el que se asociaron salió mal, y Kate se quedó con la sensación de haber sido traicionada y engañada. Delante de mucha gente, Kate maldijo no sólo a John, sino a toda su familia, que entonces vivía feliz y gozaba de buena salud, incluyendo a su hija Betsy. Las agresiones se intensificaron. La joven Betsy sufría ataques constantemente mientras dormía, era golpeada, arrastrada y atacada. La familia Bell se encontraba impotente, sin poder librar a su hija de este ser ineludible. Su rendimiento escolar empeoró. Comenzó a ver visiones… Cuando todo acabó, nunca volvió a ser la de antes.


Los ataques eran cada vez más virulentos y empezaron a afectar psicológicamente a John Bell. En un terrible acto de venganza final, el ente asesinó maliciosamente a John utilizando una toxina venenosa. A pesar de haber logrado matar al patriarca, el terrorífico ente no había acabado con la familia Bell. Juró volver siete años más tarde, y así lo hizo, con ganas. Tras esta aterrorizante visita, la bruja de Bell prometió volver una vez más, 135 años más tarde…



sábado, 6 de mayo de 2017

El misterio de la isla de Hy-Brasil



Es indiscutible que la “isla perdida” más famosa es la Atlántida, que en la actualidad todavía cautiva a millones de personas. ¿Existió realmente o sólo fue un mito? En la actualidad todavía existen civilizaciones perdidas, como la isla misteriosa de Hy-Brasil (también conocida como Hy-Breasal, Hy-Brasil, Hy-Breasil, Brazir), que se cree que puede ser el origen de Brasil.


Según las leyendas, Hy-Brasil era el hogar de una civilización tecnológicamente muy avanzada, con animales gigantes y calles cubiertas de oro. Y toda la isla liderada por unos sacerdotes que tenían un conocimiento universal y con un poder que iba más allá de la propia imaginación. Y aunque Hy-Brasil puede ser encontrada en muchos mapas antiguos, la realidad es que no existe ninguna isla en la actualidad que coincida con la descripción y tampoco no hay coordenadas en los documentos históricos para indicar dónde o qué le pasó a la isla. Hy-Brasil simplemente desapareció sin dejar ni rastro.


Encuentros con la mítica isla de Hy-Brasil

Se dice que la isla de Hy-Brasil está envuelta en una espesa niebla, excepto por un día cada siete años, cuando se hace visible. Parece ser que a través de los siglos una serie de mapas parecen indicar la posición de la isla. En estos mapas, la isla se muestra circular, con un estrecho río central que recorre de este a oeste a través de su diámetro.


Mapas y descripciones documentadas de expediciones del 1300 al 1800, describen la ubicación de la isla con gran detalle. La primera aparición de la isla la encontramos en un mapa creado en 1325 por el cartógrafo mallorquín Angelino Dalorto. Dalorto situó la isla justo al oeste de Irlanda. San Barrind y San Brendan también descubrieron la isla en sus viajes y quedaron tan impresionados por sus riquezas que se referían a Hy-Brasil como “La Tierra Prometida”.


Algunos historiadores señalan que el famoso navegante Pedro Álvares Cabral también afirmó haber encontrado la mítica isla durante sus viajes en la década de 1500. Pero no fue hasta el año 1674 que el capitán John Nisbet y su tripulación afirmaron desembarcar en la isla de Hy-Brasil.


El capitán Nisbet y su tripulación se encontraban navegando las aguas de Irlanda cuando una misteriosa niebla densa se posó en su nave. Cuando la niebla desaprecio de repente, se encontraron cara a cara con una costa rocosa. Rápidamente el capitán Nisbet revisó las cartas náuticas observando atónito que se trataba de la isla legendaria de Hy-Brasil. El capitán Nisbet y su tripulación decidieron explorar la isla. Pasaron todo un día en la isla y regresaron con oro y la plata, que según ellos les fue dado por sus habitantes. Como resultado, un segundo buque fue enviado en una expedición a la isla. Capitaneado por Alexander Johnson, el segundo grupo de aventureros también encontró la isla y confirmó la versión del capitán Nisbet.


El último avistamiento documentado de Hy-Brasil fue en 1872 por el arqueólogo Thomas Johnson Westropp. Westropp había visitado la isla en tres ocasiones anteriores y estaba tan cautivado con Hy-Brasil que llevó a toda su familia para que pudieran ver la isla maravillosa en persona. Los registros de Westropp indicaron que estuvieron en la isla y también como fue testigo de cómo desaparecía ante sus ojos.


Una antigua civilización extraterrestre

La historia de la isla de Hy-Brasil fue llevada un paso más allá mediante un documental del History Channel en 2010 titulado “Ancient Aliens”. Según detallaba el documental, en 1980 el sargento Jim Penniston se encontraba sirviendo en la base militar Brentwaters, cunado un extraño objeto volador aterrizó cerca de la base. El sargento Penniston y un soldado decidieron investigar el incidente, y a medida que se acercaban observaron un resplandor intenso de color anaranjado.


Fue el sargento Penniston quien decidió acercarse para observar más de cerca el misterioso objeto. Al parecer cuando lo toco recibió telepáticamente una serie de códigos binarios. Al instante, el sargento Penniston y el soldado perdieron el condimento. Cuando recobraron el conocimiento se encontraban en el hospital de la base militar. Aunque lo más sorprendente ocurrió unos días después, cuando el sargento Penniston sintió la necesidad de escribir un código binario. Por miedo a que lo tomaran por loco, decidió esconder sus escritos durante tres décadas sin mencionar a nadie el incidente ni los mensajes.


En el programa del History Channel, este código binario fue decodificado por el programador informático Nick Ciske. El mensaje decodificado parecía indicar las coordenadas de una zona fuera del oeste de Irlanda, que curiosamente se relacionaba con la ubicación de la isla de Hy-Brasil. El mensaje decodificado decía:

La Exploración de la Humanidad continua para el Avance Planetario

Coordenadas: “52º 09´42.532″ N / 13º 13´12.69” W”

No es necesario decir que las coordenadas obtenidas telepáticamente por el sargento Penniston, coincidían con la zona donde había sido avistada la isla de Hy-Brasil.


Entonces, ¿existe realmente Hy-Brasil?

En la actualidad investigadores y arqueólogos continúan buscado la mítica isla de Hy-Brasil. Según los más escépticos los mapas antiguos señalan la isla al oeste de Irlanda, donde casualmente hay zonas de agua poco profundas conocidas como Porcupine Bank, que se cree que en algún momento de nuestra historia podría haber sido una isla.


La otra teoría posible es que Hy-Brasil es, de hecho, el reino perdido de la Atlántida, que se dice que está situada más allá de las Columnas de Hércules (Gibraltar). La supuesta ubicación de Hy-Brasil es más allá de las Columnas y por lo tanto se ajusta a la ubicación de la Atlántida como mencionó Platón. ¿Es esto suficiente para afirmar que la isla de Hy-Brasil y la Atlántida son lo mismo? Ciertamente, la ubicación y la mitología están totalmente de acuerdo.


Los Muchos Nombres de la Misteriosa Isla

El nombre de Hy-Brasil, (también llamada Hy-Breasal, Hy-Brazil, Hy-Breasil, Brazir o incluso Brasil), deriva de la palabra Breasal, que significa el Alto Rey del Mundo en la historia Céltica. La isla aparece documentada desde una fecha tan temprana como 1325, en el mapa del cartógrafo Genovés Angelino Dulcert, donde se la denomina “Bracile.” Más tarde la podemos ver en el Atlas Catalán de 1375, en el que se observan dos islas separadas con el mismo nombre, Illa de Brasil.
La historia de Drácula fue Inspirada por Abhartach, el Jefe “chupasangre” de Irlanda?
Antiguas Rutas Comerciales Revelan que los Habitantes Prehistóricos de Irlanda preferían el Oro Extranjero
El Cementerio Perdido: Cientos de Niños Enterrados en un Viejo Fuerte Circular Irlandés
En 1436 aparece de nuevo como Sola De Brasil en el mapa del cartógrafo veneciano Andrea Bianco. Adosada a una de las islas de mayor tamaño de un archipiélago del Atlántico, fue identificada durante un tiempo como la Isla Mater. Volvería a aparecer en 1595 en el Mapa de Europa de Ortelius y en el Mapa de Europa de Mercator, y ocasionalmente iba asomando en ubicaciones ligeramente diferentes en los diversos mapas que se iban editando con el paso del tiempo.


Grandes Conejos Negros y un Misterioso Mago

Allí cuentan haberse encontrado con un sabio anciano que les proporcionó oro y plata. Por extraño que parezca, el capitán explicó que la isla estaba habitada por conejos negros de gran tamaño y por un misterioso mago que vivía solo en un gran castillo de piedra. Una nueva expedición enviada poco después por el capitán Alexander Johnson también afirmó haber encontrado Hy-Brasil, confirmando la historia de Nisbet.


En los años que siguieron a estos relatos, Hy-Brasil se fue retirando discretamente al anonimato. Al fracasar los nuevos intentos de encontrarla, los cartógrafos la fueron eliminando de la mayor parte de las nuevas cartas náuticas. La última vez que se la pudo observar en un mapa fue en uno de 1865, y en él se la denomina simplemente “roca Brasil.”
El último avistamiento documentado de Hy-Brasil tuvo lugar en 1872, siendo testigos Robert O’Flaherty y T. J. Westropp. Westropp afirmaba haber visitado ya la isla con anterioridad en tres ocasiones, habiendo quedado tan cautivado por su belleza que llevó a su familia con él para que también pudieran admirarla en persona. Allí, todos juntos pudieron contemplarla surgiendo de la nada, para poco después verla desvanecerse ante sus propios ojos.
Guardián de la Tradición Irlandés lanza una Seria Advertencia: Caerá una Maldición sobre Compañía Norteamericana si Destruyen Antiguo Fuerte de Hadas
El Cortejo de Étaín: Relato Irlandés de Amor, Desamor y Celos


Derrotando a los Vikingos: Escoceses e Irlandeses Pudieron Haberse Asentado en Islandia un Siglo antes que los Nórdicos Mitos y Leyendas sobre Hy-Brasil
Existen muchos mitos y leyendas en torno a Hy-Brasil. En algunos de ellos, la isla es el hogar de los dioses de la tradición irlandesa. En otros, está habitada por monjes o sacerdotes de los que se rumorea que custodian antiguos conocimientos que les habrían permitido construir una avanzada civilización. Algunos creen que el famoso viaje de San Brandán en busca de la “Tierra Prometida” podría haber tenido como destino Hy-Brasil.


En un famoso encuentro OVNI conocido como el incidente del bosque de Rendlesham, se informó de que una extraña nave había aterrizado en las cercanías de una base militar de los Estados Unidos en Gran Bretaña. El sargento Jim Penniston afirmó que al tocar esta nave se le comunicaron telepáticamente 16 páginas de código binario, transmitidas directamente a su propia mente. Transcribió el código al día siguiente, pero su mensaje solo fue traducido algunas décadas más tarde. El código parecía ofrecer un listado de coordenadas muy específicas de Hy-Brasil y también citaba su ubicación en los mapas realizados por los antiguos cartógrafos. Además, listaba las coordenadas de diversos antiguos lugares de todo el mundo, como las Pirámides de Giza o las Líneas de Nazca. Al final del mensaje se indicaban de nuevo las coordenadas de Hy-Brasil junto con su “año de origen”: 8100.


Hy-Brasil es la Atlántida Irlandesa

Aunque la Atlántida probablemente sea la civilización perdida más famosa de todo el mundo, Hy-Brasil está mejor documentada y existen más testimonios de su avistamiento.
La Atlántida Desvelada: El Relato de Platón Estaba Basado en un Lugar Real
Descubierta Ciudad Ancestral en Andalucía Ubicada en la Misma Zona en la que los Investigadores Han Situado a Tartessos y la Atlántida
La Atlántida Británica: Desvelando los Secretos del Territorio Prehistórico de Doggerland
Cuevas Rituales y un Misterioso Laberinto: La Edad de Piedra en la Isla Sueca de Blå Jungfrun
La leyenda podría ser una historia que se transmitió de generación en generación desde el final de la última Edad del Hielo, cuando el nivel del mar era más bajo que en la actualidad. El llamado Banco de Porcupine, por ejemplo, descubierto en 1862, parece haber sido una isla en algún momento del pasado. Situado a unos 193 kilómetros (120 millas) de la costa oeste de Irlanda, es un bajío expuesto a unas mareas extremadamente bajas, y en él se ubicaba la “roca Brasil” del mapa de 1830. El punto más alto de este banco está a unos 200 metros (656 pies) por debajo del nivel del mar, y con toda probabilidad se hundió debido a alguna catástrofe o a la subida del nivel del mar.


A día de hoy, ninguna isla con el nombre de Hy-Brasil aparece en los mapas ni en las cartas náuticas, y no disponemos de documento histórico alguno que nos indique qué fue lo que ocurrió con esta misteriosa isla. Los historiadores más académicos la consideran simplemente un error de identificación. No obstante, aún sigue siendo un apasionante enigma de la historia que con toda probabilidad será objeto de debate en el futuro.

jueves, 4 de mayo de 2017

La zona de la muerte - Yellowstone (EE.UU)



«La zona de la muerte», el inesperado lugar de EE.UU. donde puedes matar a una persona y salir impune

El acusado tiene derecho a que su sentencia la dicte un jurado compuesto por personas que residan en el distrito y en el estado en el que se perpetró el acto. El distrito de Idaho en Yellowstone no cuenta con ningún habitante

Si se piensa un lugar en la tierra donde el asesinato no tiene consecuencias legales lo suyo es imaginar a algún estado fallido o una tierra de piratas, bandoleros y, si hablamos de ficción, coches destartalados peleando por gasolina en un desierto post-apocalíptico. Nadie pensaría que aquel lugar pudiera ser tan hermoso, turístico y occidental como el parque nacional de Yellowstone (EE.UU).


Ninguna autoridad, de hecho, reparó en esta laguna legal hasta que Brian Kalt, profesor de Derecho de la Universidad Estatal de Michigan, escribió un artículo jurídico en 2004 explicando por qué en una zona del parque perteneciente al territorio de Idaho es posible cometer un asesinato y quedar impune por un descuido histórico.


El artículo llamado «The Perfect Crime» precisa la letra pequeña: no se trata de todo el parque –formado por casi 9.000 kilómetros cuadrados– solo de aquella superficie que tiene su territorio fuera de Wyoming, lo que el autor califica como la «zona de la muerte». Y es que se da la situación de que el Parque Nacional de Yellowstone se extiende entre los estados de Idaho (80 kilómetros), Montana (418 kilómetros) y Wyoming (90% de la superficie); pese a lo cual, el Congreso considera que pertenece íntegramente al distrito federal de Wyoming. Esto da lugar a que sea el único distrito federal del país cuyas fronteras ocupan parte de otros estados.


Un distrito sin ciudadanos que formen un jurado
El parque fue establecido en 1872, mucho tiempo antes de los tres estados se añadieron a la Unión en 1889 y 1890. Cuando los estados fueron admitidos, cada uno de ellos cedió la competencia exclusiva de su porción de Yellowstone al gobierno. Aquí es donde comienza la excepcionalidad del parque: los delitos allí cometidos son de ámbito federal.


Como señala Kalt en su texto, el artículo III de la Constitución de EE.UU. establece que los juicios penales en el ámbito federal deben celebrarse en el estado en que se cometió el delito. La Sexta Enmienda garantiza que el jurado debe ser «del Estado y distrito en que se haya cometido el crimen». Así, el acusado tiene derecho a que su sentencia la dicte un jurado compuesto por personas que residan en el distrito y en el estado en el que se perpetró el acto. En caso de cometer un asesinato en la parte perteneciente a Idaho o de Montana, sería juzgado por un jurado procedente únicamente de la parte de Idaho o Montana del Parque Nacional de Yellowstone. No se podría recurrir a otras zonas de Wyoming o de los otros estados implicados.


Pero, ¿qué pasa si nadie vive en estos distritos y no se puede elegir otro próximo? De acuerdo con el censo del año 2000 (todavía hoy vigente), la población del distrito de Idaho en el parque es de cero personas, mientras que la del distrito de Montana es de unas pocas docenas de adultos, lo que haría igualmente difícil formar un jurado válido a menos que sea con osos. Tampoco se podría emplear un distrito vecino de Idaho o Montana para formar el jurado (algo habitual en estos casos) porque el juicio no puede celebrarse fuera de Wyoming.


El criminal saldría impune del delito de asesinato si se cumple la Constitución, pero podría ser acusado de delitos menores. Estos delitos no requieren la formación de un jurado popular. Además, el crimen debería cometerse íntegramente en el parque, tanto su ejecución como su preparación. En caso contrario el acusado podría ser imputado por «conspirar para cometer un asesinato» en otro distrito. También es posible que los familiares de las víctimas iniciaran procesos civiles a través de demandas por el daño cometido.


Un precedente legal en 1888
Un caso parecido, y a la vez fallido, fue el que afectó en 1888 a un grupo de asesinos en un territorio que hoy pertenece a Oklahoma, aunque que en ese momento estaba sin asignar. Tras asesinar a cuatro personas, el grupo pensó que se libraría del castigo, pero después de la matanza el Congreso asignó de forma retroactiva la tierra al Distrito Este de Texas y el Tribunal Supremo rechazó todos los argumentos de los asesinos. Consideró que si no hay estado que pueda procesar el delito el juicio se celebrara en el lugar o lugares que el Congreso designara por medio de una ley. La Sexta Enmienda no sirvió aquí para invalidar el proceso.


La cuestión es que en Yellowstone sí hay un estado y un distrito para que se aplique la Sexta Enmienda. El Congreso tiene las manos atadas por la Constitución si se llegara a cometer un asesinato: la laguna legal sería difícil de subsanar. A modo de solución para prevenir esta situación, Kalt planteó en su escrito que el Congreso dividiera Yellowstone en tres distritos federales, cada uno bajo la jurisdicción de los estados correspondientes. Incluso se tomó la molestia de exponer su plan, pero su sugerencia jamás ha sido escuchada.