miércoles, 30 de enero de 2019

Experiencias Místicas.



“Más o menos cerca de la medianoche, quien estaba despierto y estaba rezando en silencio vio entrar por la puerta de la casa un carro de fuego luminoso que dio dos o tres vueltas en el lugar; encima de él estaba apoyado un grande globo, con gran esplendor como el del sol que aclaró la oscuridad.
Ellos se sorprendieron de aquella luz que no solo penetró en el cuerpo, sino también en el espíritu donde tuvo efectos extraordinarios. Reunidos, ellos se preguntaron el significado del fenómeno, entonces fue cuando comprendieron que se trataba con certeza del alma del santo Padre. Era un don extraordinario dado a Francisco por Dios por su pureza y su ardiente amor hacia las criaturas.” La visión El carro de fuego por Francisco de Asis

Las experiencias místicas buscan un camino de perfección espiritual que traspasa a los estados de conciencia ordinarios o médicamente aceptados. Muchas veces reciben el nombre de estado de conciencia alterados. Proponen un viaje a nuestra luz interior que nos permitirá transcender a un grado de conciencia superior y conectar con la divinidad

Las experiencias místicas o estados místicos parecen estar conformadas por un compendio de situaciones o fenómenos que hasta el día de hoy están catalogados en el área de la parapsicología. La biografía está repleta de espectaculares casos de auras, bilocación, clarividencia, estigmas, levitación, visiones, olor de santidad. Además, es habitual que al místico esas experiencias paranormales le acompañen de por vida. Parece ser un despertar de un grado superior de conciencia, diferente al común de la población, un despertar a lo que los escépticos llaman facultades parapsicológicas.

Signos de Santidad

Corría el año 1915 cuando el fraile capuchino conocido entre los lugareños como el Padre Pío, sintió un fuerte pinchazo en sus manos después de haber estado meditando un largo rato. Tremendas heridas se habían generado en sus manos. Tres años más tarde, se encontraba en el coro junto a sus hermanos de oración cuando efectuó un grito fuerte y punzante. Cayo al piso desvanecido, comenzó a sangrar por las cinco llagas de Cristo (ambas manos, ambos pies y el sacratísimo costado).

Durante sus misas, cada vez que elevaba la sagrada forma, entraba en éxtasis y de sus heridas comenzaban a brotar pequeñas gotas de sangre y suero. De manera abrupta trataba de esconder sus manos y mantener en secreto sus estigmas, pero su caso prospero entre los fieles y llego a oídos del Vaticano, en donde lo sometieron a un riguroso examen.

Según informes de Vaticano, en los verdaderos estigmas la sangre que fluye a través de las heridas es una sangre arterial limpia. Las heridas permanecen abiertas por mucho tiempo, inclusive años y no presentan proceso de curación alguno. Curiosamente en ninguna herida de las personas estigmatizadas existe un proceso de infección, ni de inflamación.

Aparecen y desaparecen de manera repentina. La mayoría de los estigmas se repiten regularmente durante la vida del estigmatizado, quien entra en una especie de éxtasis y experimenta una unión con el sufrimiento de Cristo.

Las apariciones de Teresa Musco

Teresa Musco, es la menor de cuatro hijos de un modesto matrimonio de agricultores, Salvador y Rosina Zullo. Nació en Caiazzo, provincia de Caserta, en la región de la Campania, al sur de Italia, el 7 de junio de 1943.

En el año 1951, realizó su Primera Comunión, en ese mismo año fue operada y se puede decir fue el comienzo de su larga agonía.

A partir de 1955 Teresa registra en un Diario sus experiencias místicas. Es de destacar que la vidente era analfabeta, puesto que no había tenido la posibilidad de asistir a la escuela, ya que desde niña debió contribuir con su trabajo a la manutención de la familia. Fue la Virgen misma quien se hizo cargo, a partir del 25 de diciembre de 1949, de enseñarle a leer y a escribir guiándole la mano. En ese mismo año la Virgen le había anticipado que iba a tener que dejar la casa paterna para trasladarse a Caserta. Lo que hizo recién el 8 de enero de 1968.

Ya desde pequeña había anunciado que tendría mucho que sufrir, que iría a varios hospitales y sería tratada por varios médicos. En 1956 y 1957 fue internada repetidas veces y sometida a diversas intervenciones quirúrgicas. Desahuciada, ella declaró: “Yo no muero tan pronto, volveré varias veces al hospital”. De hecho, vivió diecinueve años más.

Tuvo bilocaciones; éxtasis; los estigmas de la pasión; lacrimaciones y sudor de sangre en varias imágenes de su devoción (de un Niño Jesús, del Sagrado Corazón); existen fotografías y videos de estos fenómenos y testimonios de doctores y analistas que confirman su realidad; aparición de objetos materiales, dinero, alimentos y medicinas necesitados por su familia muy pobre; clarividencia; conocimiento del futuro

Murió en el año 1976, ella profetizo su muerte con gran exactitud a los 33 años de edad. Los estigmas aparecieron en sus pies y en sus manos durante una visión que tuvo en la Semana Santa del año 1969 y la acompañaron por el resto de su vida. Si bien Teresa era una persona prácticamente analfabeta, cuando entraba en éxtasis hablaba y escribía en arameo.

¿Es imposible estar en dos lugares al mismo tiempo?

Mi madre solía decir “no puedo estar en dos lugares al mismo tiempo”. La bilocación, es el don de estar en dos lugares al mismo tiempo y es considerado por la Iglesia Católica como un don divino.
EL 21 de septiembre de 1774, después de oficiar su misa Alfonso María de Ligorio cayo de repente de su silla y entro en un profundo estado de trance. En su trance no se movía, sus parpados permanecían cerrados y respiraba tenuemente, siendo la única evidencia que aún se encontraba con vida.
Varios días después, Ligorio se despertó y levanto como si nada le hubiera pasado. Cuando los presentes le preguntaron sobre su situación dijo: “Estuve cuidando al Papa Clemente XIV”, quien se encontraba a 160 kilómetros del lugar.

Curiosamente el Papa falleció en el mismo momento que Ligorio se despertó, saliendo de su estado de trance. El comunicado oficial de la Iglesia incluía una lista de clérigos que había estado presente al lado del Papa cuidando su salud y hasta el momento de su muerte, Alfonso María de Ligorio era uno de los presentes.

Solo los elegidos pueden levitar.

San José de Copertino nació el 17 de junio del año 1603, en un pequeño pueblo llamado Lecce. Sus padres eran muy pobres, perdieron su casa y vivían en un cobertizo, lugar en donde el nuevo niño llego a este mudo. Su vida estuvo rodeada de sucesos sobrenaturales. A José de Cupertino se le atribuyen más de doscientos casos de vuelos de toda altura y duración.

Mientras celebraba una de sus misas, cayó en profundo éxtasis religioso, sus pies abandonaron el piso y su cuerpo comenzó a levitar. La noticia de su vuelo milagrosa se extendió rápidamente y la gente comenzó a acudir al monasterio de todos los pueblos vecinos para verlo. Incluso hay historias que cuentan que levito en una audiencia con el Papa. Pero los vuelos se volvieron perjudiciales para su vida y algunas personas lo asociaban a la brujería. Lo enviaron a otro monasterio, tratando de ocultarlo, pero sus vuelos no cesaron y la gente lo clamaba.

José de Cupertino, vivió hasta los 60 años de edad y fue canonizado casi cien años después de su muerte. Su vida fue dramatizada en la película de 1962 The Reluctant Saint.

Personas levitando se han mencionado en diferentes culturas, los incas, los chinos, los ninjas de Japón entre otros. Los antiguos chinos mencionan personas capaces de provenir de lugares lejanos y desaparecer sin dejar rastro alguno. El fenómeno era tan popular en la antigüedad que los chinos incluso le asignaron un nombre: «Bairi Feisheng», que significa “volar a plena luz del día”.

La fantástica cultura Inca, también forma parte de la levitación. El cronista español Juan Polo de Ondegardo, quien documentó la forma de vida de los incas en el siglo XVI, escribió que los sacerdotes de Cuzco podían volar sobre la copa de los árboles

Los científicos modernos se cansan de afirmar que todos los hechos mencionados en años de historia carecen de fiabilidad, asegurando que resulta imposible que el cuerpo humano se eleve por sí solo, sin una fuerza que lo impulse. Todos los hechos místicos, religiosos o no, aún forman parte de lo inexplicado.

Reflexión Final

Me permito finalizar este articulo con las sabias palabras de Albert Einstein: 
“La más bella emoción que podemos tener es la mística. Es la fuerza de toda ciencia y arte verdaderos. Para quien esta experiencia resulte extraña es como si estuviera muerto. Saber que existe lo que para nosotros es impenetrable, manifestándose como la más alta sabiduría y la más radiante belleza, que nuestras pobres facultades sólo pueden entender en sus formas más primitivas -este conocimiento, esta sensación- está en el corazón de nuestra verdadera religiosidad (…) Un ser humano es parte del todo”.

domingo, 27 de enero de 2019

Muertes históricas y horripilantes



430 AC: Empédocles, filósofo presocrático, salto dentro de un volcán activo (Mt. Etna). De acuerdo a Diógenes Laërtius, fue para convencer a la gente de esa época que había sido llevado por los dioses al Olimpo.

401 AC: Mitridates, condenado por el asesinato de Ciro el joven, fue ejecutado por escafismo, sobreviviendo a la tortura por 17 días antes de morir. Vale la pena explicar un poco del escafismo: fue un método de tortura persa que consistía en provocar diarrea en el condenado por medio de ingesta excesiva de miel y leche, y se le untaba miel en las extremidades y la cabeza.

la diarrea excesiva provocaba que las moscas se acercaran a las heces y la miel permitía que ellas se posaran en las extremidades y la cabeza del condenado, esto provocaba que las moscas causaran infecciones en las extremidades con posterior gangrena. El condenado sufría de hambre, deshidratación y sepsis, teniendo al final una muerte muy humillante.

272 AC: Pirro de Epiro, el conquistador, según Plutarco, murió mientras peleaba una batalla en Argos cuando una anciana le arrojó una teja, noqueandolo y permitiendo que un soldado de Argos lo asesinara.

207 AC: Crisipo, un filósofo estóico griego, se dice que murió de risa después de observar a su burro ebrio intentando comer higos.

162 AC: Eleazar Maccabeo fue triturado en batalla por un elefante, al creer que su rival iba encima del animal, corrió debajo de él e introdujo su lanza en el vientre del elefante, muriendo este y cayendo encima de Eleazar.

53 AC: el general y cónsul romano, Marco Licino Craso, quien venció a Espartaco, después de perder en la batalla de Carrae, fue forzado a beber una copa de oro fundido representando su sed por riquezas.

4 AC: Herodes el Grande sufrió de fiebre, erupciones intensas, dolores de colon, parálisis del pie, inflamación del abdomen, putrefacción de los genitales, lo cual produjo infestación por gusanos, convulsiones, y dificultad para respirar antes de morir.

64 – 67: San Pedro fue ejecutado por los romanos, se cree que él pidió ser crucificado en una cruz invertida, según el Origen de Alejandría; él clamaba no merecer ser crucificado de la misma manera que fue crucificado Jesucristo.

c. 98: San Antipas, Obispo de Pérgamo, fue cocido hasta morir en un toro de Falaris durante las persecuciones del emperador Domitian. San Eustacion junto con su esposa e hijos tuvieron el mismo destino, así como Perilos de Atenas, el creador de este invento de tortura.

260: El emperador romano Valeriano, después de ser derrotado en batalla y capturado por los persas fue usado como banco para pies por el rey Shapur I, después de un largo periodo de humillación y castigos, se dice que Valeriano fue degollado y su piel fue rellenada de paja, para ser conservado como trofeo.

415: Hypatia de Alexandria, matemática griega y filósofo pagana, fue asesinada por una pandilla cristiana, siendo su piel removida con conchas afiladas, sus restos fueron quemados.

892: Sigurd el Poderoso de Orkney amarró la cabeza de un adversario vencido a la silla de su caballo, el diente de esta cabeza rozaba contra su cuerpo mientras montaba a caballo, esto le causo una infección responsable de su muerte.

1063: Béla I de Hungría murió cuando el canopi de su trono colapsó.

1135: Enrique I de Inglaterra murió de intoxicación alimentaria después de hartarse de lampreas, su comida favorita.

1219: De acuerdo a la leyenda, Inalchuk, el gobernador musulmán de Otrar fue capturado y asesinado por mongoles invasores, quienes vertieron plata fundida en sus ojos, oídos y garganta.

1258: Al-Musta’sim fue asesinado durante la invasión mongol del califato de Abbasid. Hulagu Khan, quien no quería derramar sangre real, lo envolvió en una alfombra y fue arrastrado a muerte por sus caballos.

1322: Humphrey de Bohun, atravesado por una lanza a nivel del ano por un enemigo que se escondía bajo un puente en la batalla de Boroughbridge.

1327: Eduardo II de Inglaterra, después de ser depuesto y encarcelado por su reina Isabella y el amante de ella, Roger Mortimer, fue asesinado al introducirsele una barra de hierro incandescente a través de su ano.

1410: Martin I de Aragón murió de una combinación letal de indigestión y risa incontrolable.

1478: George Plantagenet, Duque de Clarence, fue ejecutado por ahogamiento dentro de un barril lleno de vino Malvazia por petición propia

1514: György Dózsa, lider de la revolución campesina en Hungría, fue condenado a sentarse en un trono metálico incandescente, con una corona metálica también incandescente, y un cetro rojo incandescente en su mano derecha (burlándose de sus ambiciones de querer ser Rey), por la nobleza de Transilvania, antes de morir, fue sacado del trono y su cuerpo rostizado fue parcialmente comido por seis de sus compañeros rebeldes que habían sido dejados sin comer desde una semana antes.

1556: Humayun, emperador Mugal, mientras bajaba del techo de su librera, después de estar observando a venus, escucho el adhan (llamado para rezar), era costumbre de el inclinarse para rezar al oír el llamado, y cuando lo hizo su pie se enredo en los pliegues de su ropa, cayendo de una altura considerable, murió tres días después debido a las heridas que sufrió.

1599: Nanda Bayin, rey de Birmania, murió de risa después de ser informado que Venecia era un estado libre sin rey.

1601: Tycho Brahe, astrónomo danés, de acuerdo al mito, murió de complicaciones resultantes por el hecho de retener orina en su vejiga durante un banquete, ya que para esa época era de muy mala etiqueta dejar la mesa antes de terminar la comida.

1649: Sir Arthur Aston, comandante de la realeza, fue golpeado hasta la muerte con su pata de palo, que según los soldados parlamentarios contenía monedas de oro en su interior.

1660: Thomas Urquhart, aristócrata escocés, murió de risa al enterarse que Carlos II había tomado el trono.

1671: François Vatel, chef de Luis XIV, se suicido por que su orden de mariscos nunca llegaba y no podía soportar la pena de posponer la hora de la comida.

1673: Molière, actor y guionista francés, murió de un ataque de tos mientras actuaba en el papel protagónico de su obra: Le Malade imaginaire (El Hipocondríaco).

1687: Jean-Baptiste Lully, compositor, murió de un absceso gangrenoso después de perforarse el pie con un bastón mientras conducía un Te deum de manera vigorosa, y según la costumbre de la época era golpear el suelo con el bastón. La ceremonia era para celebrar que el rey se había sanado de una enfermedad.

1751: Julien Offray de La Mettrie, el autor de L’Homme machine, gran filósofo materialista y sensualista, murió después de excederse al comer en un banquete dado en su honor.

1753: El Profesor Georg Wilhelm Richmann, de San Petersburgo, Rusia fue la primer persona documentada en morir mientras llevaba a cabo experimentos eléctricos, al ser impactado por un rayo mientras volaba un globo.

1771: Adolf Frederick, rey de Suecia, murió de problemas digestivos el 12 de febrero de 1771 después de haber comido una cena que consistía en caviar, langosta, sauerkraut (un plato hecho a base de calabaza fermentada), arenque ahumado, y champaña, y 14 porciones de su postre favorito: Semla (pastel típico de Suecia y Finlandia) servido en un tazón con leche caliente. Aun se le recuerda en las escuelas suecas como “el rey que comió hasta morir”

1794: John Kendrick, un capitán Americano y explorador, fue asesinado en islas Hawaianas cuando un navío británico uso un cañón cargado por error para saludar a las naves de Kendrick.

1814: la Inundación de cerveza de Londres, 9 personas murieron cuando 323,000 galones imperiales (1,468,000 L) de cerveza de la destilería Meux and Company salieron de sus contenedores e inundaron las calles.

1830: William Huskisson, comerciante y financiero, fue aplastado hasta la muerte por una locomotora (Stephenson’s Rocket), en la apertura publica de los primeros carriles de ferrocarril alimentados mecánicamente.

1834: David Douglas, botánico escocés, cayo en una trampa de foso junto con un toro, fue destripado y destrozado hasta morir.

1862: Jim Creighton, jugador de baseball, murió cuando agito su bate con tanta fuerza que sufrió una ruptura de vejiga.

1868: Matthew Vassar, fundador del Vassar College, murió en medio del discurso de despedida a la directiva de la institución.

1871: Clement Vallandigham, congresista americano, y oponente político de Abraham Lincoln, murió de un disparo de bala que el mismo se hizo en corte, mientras representaba al defendido en un caso de homicidio. Demostrando como la victima pudo haberse disparado a sí mismo inadvertidamente, el arma que según Vallandigham estaba descargada, disparo y lo lesiono mortalmente, la demostración fue exitosa y el defendido fue absuelto del delito:.

1897: Salomon August Andrée, Knut Fraenkel y Nils Strindberg murieron en octubre de 1897 en Kvitøya (White Island) adonde habían llegado después de un intento fallido de llegar al polo norte en globo. hay tres teorías de sus muertes: Fatiga, consumo de carne de oso polar mal cocida lo cual provoco triquinosis o intoxicación por monóxido de carbono, debido a la dificultad que planteaba la nieve para que se eliminaran adecuadamente los gases de la pequeña estufa de kerosene que mantenía inflado el globo.

1912: Franz Reichelt, sastre, cayo hacia su muerte desde el primer piso de la torre Eiffel mientras probaba su primer invento, el abrigo paracaídas. Era la primera vez que lo probaba, y la única.

1916: Grigori Rasputín, místico ruso, fue envenenado mientras cenaba con un enemigo político, recibió un disparo en la cabeza y otros tres mas, aporreado y tirado en un río congelado, la autopsia demostró que la causa de muerte fue hipotermia.

1918: Gustav Kobbé, escritor y músico, murió cuando el bote en el que se conducía fue arroyado por un hidroplano en Long Island, N.Y.

1919: El desastre de melaza de Boston: 21 personas murieron y 150 fueron heridas cuando un tanque con 2,300,000 galones (8,700,000 L) de melaza explotó y envió una ola que viajo a una velocidad de 56 km/h a través de parte de Boston, Massachusetts. la mayoría de muertes se debieron a la fuerza del impacto de la ola o por asfixia al intentar nadar en la solución viscosa.

1920: Dan Andersson, autor sueco, muere por intoxicación con cianuro en el hotel Hellman de Escocia, después de que su habitación no fuera limpiada posterior a haber sido fumigada contra ácaros con cianuro.

1923: Martha Mansfield, actriz americana, muere después de sufrir múltiples quemaduras en el set de la película “The Warrens of Virginia” después de que el fósforo de un miembro del equipo de filmación incendiara su disfraz de la guerra civil.

1923: George Herbert, fue el primero en morir supuestamente por la maldición del rey Tut, después de que un mosquito le pico la cara, contrayendo erisipela, se corta la cara mientras se afeita, presentando sepsis y finalmente neumonía.

1925: Zishe (Siegmund) Breitbart, un artista circense y héroe judío, su muerte se debió a una demostración en la cual clavaba clavos en una madera usando sólo su mano, y en un intento el clavo atravesó la madera y se clavó en su rodilla. Su pierna se infectó y debió ser amputada y luego de ocho semanas Zishe murió.

1926: Harry Houdini, artista del escape, fue golpeado en el abdomen por un boxeador novato, quien había oído que Houdini podía soportar cualquier golpe en su cuerpo arriba de la cintura, excluyendo su cabeza. A pesar de que fue con el permiso de Houdini, las complicaciones de la lesión causaron su muerte varios días después. Ser determinó en la autopsia que la causa de la muerte fue una ruptura del apéndice.

1927: J.G. Parry-Thomas, conductor, fue decapitado por la cadena de su auto, la cual, bajo presión, se soltó y entro a la cabina. Rompió la marca que el mismo había establecido el año anterior: 171 mph (275 km/h).

1927: Isadora Duncan, bailarina, murió de una fractura de cuello cuando su bufanda se enredo en la rueda del carro en que se conducía como pasajero.

1928: Alexander Bogdanov, médico ruso, murió después de realizar un experimento en el cual se le transfundió sangre de uno de sus estudiantes, L. I. Koldomasov, quien padecía de tuberculosis y malaria.

1930: William Kogut, un preso condenado a muerte en San Quintín, decide suicidarse con las herramientas rudimentarias disponibles en su celda. Empezó por recolectar barajas, haciendo énfasis en las rojas (ya que contenían nitrocelulosa, la cual es muy inflamable y si se humedece puede ser explosiva). Kogut las rompió las mezclo con agua lo que provocó que la nitrocelulosa se separara de la tinta roja y las introdujo en un tubo de metal, que era una de las patas de su cama, uso un bote de basura como fogata sin saber el tiempo necesario para que se calentara el tubo lo suficiente y detonara, por lo que se sentó junto al fuego esperando hasta que explotó. Las cartas lograron traspasar el cráneo de Kogut. En una nota suicida el explicaba que el solo podía castigarse por sus crímenes.

1932: Eben Byers murió de envenenamiento por radiación después de consumir grandes cantidades de un medicamento popular que contenía radium.

1933: Michael Malloy, mendigo, murió por envenenamiento con gas, después de sobrevivir a múltiples intentos de suicidio y atropellamientos por vehículos.

1935: Len Koenecke, jugador de baseball, fue aporreado con un extintor de incendios en un avión por parte del personal, después de estar provocando peleas con el piloto durante el vuelo.

1939: Sirkka Sari, actriz finlandesa murió al caer en una chimenea, estaba celebrando con miembros del reparto la finalización de su tercer película cuando creyó que se paraba en un balcón, cuando en realidad era una chimenea, cayo en un calentador de agua, muriendo instantáneamente.

1941: Sherwood Anderson, escritor, se tragó un palillo durante una fiesta lo cual le causo una perforación intestinal y peritonitis subsecuente.

1943: el crítico Alexander Woollcott sufrió un infarto fatal durante una discusión en una transmisión al aire sobre Adolf Hitler.

1944: El inventor y químico Thomas Midgley, Jr. fue estrangulado accidentalmente con las cuerdas de una cama operada por poleas de su propio diseño.

1945: el científico Harry K. Daghlian, Jr. dejo caer accidentalmente un ladrillo de tungsteno en una esfera de plutonio mientras trabajaba en el proyecto Manhattan . esto causo que el plutonio liberara la radiación suficiente para provocar un envenenamiento por radiación.

1946: Louis Slotin, químico y físico, murió de envenenamiento por radiación después de ser expuesto a cantidades letales de radiación iónica. Las condiciones de su muerte fueron idénticas a las de Daghlian, dejo caer un bloque de material a una esfera de plutonio. desde entonces se le conoció como corazón de demonio a dichas esferas.

1947: Los hnos Collyer, casos extremos de disposofobia (desorden que consiste en recolectar cosas inservibles y no poder deshacerse de ellas después) fueron encontrados muertos en su hogar de New York. Langley murió al caerle una montaña de libros, periódicos y otras cosas encima, murió en el instante. Su hermano mayor, Homer. quien siempre dependió de Langley para que lo cuidara, murió de hambre días después. Sus cuerpos fueron encontrados después de mover toneladas de basura.

1958: Gareth Jones, actor, murió mientras lo maquillaban entre escenas en una obra de televisión. La transmisión se continuo con improvisaciones en las partes donde debería aparecer Jones.

1959: en el incidente del paso Dyatlov, nueve alpinistas de las montañas Urales abandonaron su campamento en la media noche, en aparente terror, algunos solo en ropa interior, a pesar de las temperaturas bajo cero, seis murieron de hipotermia y tres de heridas sin explicar. A pesar de que los cadáveres no tenían signos de haber luchado por sus vidas, uno tenia una fractura fatal en su cráneo, dos tenían fracturas costales comparables con las de un impacto por vehículo y a uno le faltaba la lengua. La ropa de las victimas tenia altos niveles de radiación. los investigadores soviéticos determinaron que una “fuerza desconocida” causo las muertes, por lo que se prohibió la entrada a la zona por varios años.

1960: en el desastre Nedelin, cerca de 100 oficiales y técnicos en cohetes rusos murieron cuando se activo accidentalmente el interruptor de ignición. Entre las muertes estaba el oficial Nedelin del Ejercito Rojo, quien estaba supervisando todo, el incidente fue filmado por cámaras automáticas.

1960: Inejiro Asanuma, de 61 años, el líder del partido socialista japones, fue apuñalado con una espada wakizashi, por el activista de extrema derecha Otoya Yamaguchi durante un rally político en vivo y en directo. Yamaguchi fue arrestado y posteriormente se suicidó

1961: Valentin Bondarenko, cosmonauta soviético, muere de shock después de sufrir quemaduras de 3° grado en la mayor parte de su cuerpo, debido a un incendio espontaneo en el ambiente de oxigeno puro en el que se encontraba entrenando. El incidente se mantuvo en secreto hasta 1980.

1963: Thích Quảng Đức, monje budista vietnamita se sentó en una intersección concurrida en Saigon, se cubrió con gasolina y se prendió en llamas, quemándose hasta la muerte. Đức protestaba contra la administración del presidente Ngô Đình Diệm por oprimir a la religión budista.

1966: Worth Bingham, hijo de Barry Bingham, murió cuando una tabla de surf, la cual iba sobre su convertible, golpeo un auto estacionado, dio varias vueltas y fracturo el cuello de Bingham.

1967: Gus Grissom, Ed White, y Roger B. Chaffee, astronautas de la NASA murieron tras un fuego instantáneo, que se dio en su ambiente con oxigeno puro, dentro de la nave espacial APOLLO 1, la ruta de escape de la nave no se pudo abrir ya que estaba diseñada para sellarse bajo presión.

1970: Yukio Mishima, novelista y guionista japones ganador de premios, cometió seppuku después de fallar en la planeación de un golpe de estado en los cuarteles de las fuerzas de defensa en Tokio.

1971: Jerome Irving Rodale, pionero el los cultivos de granja orgánicos, murió de un ataque cardíaco mientras era entrevistado en el show de Dick Cavett. de acuerdo a la creencia popular, al ver que Rodale parece dormido, Cavett le pregunta “lo aburrimos señor Rodale?”, a lo que un miembro del equipo le contesta “esto se ve mal!”, el show nunca fue transmitido.

1972: Leslie Harvey, guitarrista de Stone the Crows, fue electrocutado en el escenario por un micrófono.

1972: Luigi Greco, el jefe de la mafia de la facción siciliana de Montreal, murió en un incidente mientras renovaba la pizzería familiar, uso un trapeador empapado con gasolina y un raspador metálico para remover la suciedad del piso. esta combinación provoco una explosión y un fuego instantáneo, Greco murió 4 días después en el hospital Sacré-Cœur.

1973: Bruce Lee, artista marcial y actor, se especula que murió debido a severas reacciones alérgicas a equagesic, un analgésico. Su cerebro se había inflamado un 13%, en la autopsia se escribió que era una “muerte por desventura”.

1974: Christine Chubbuck, presentadora de noticias, se suicido en una transmisión en vivo el 15 de Julio. a las 9:38 AM, en WXLT-TV en Sarasota, Florida. sus ultimas palabras fueron “Continuando con las políticas del canal 40 de llevarles lo ultimo en sangre y tripas, y a todo color, ahora van a ver otra primicia, un intento de suicidio.” saco un revolver y se disparo detrás de la oreja derecha.

1974: Deborah Gail Stone, de 18 años, una empleada en Disneylandia en Anaheim, California, fue aplastada hasta morir por una pared móvil y una estacionaria dentro de la atracción America Sings.

1975: el físico y hombre de negocios Kip Siegel murió de un ataque mientras testificaba frente a un subcomité del congreso de los estados Unidos.

1975: Bandō Mitsugorō VIII, actor kabuki japones murio de intoxicacion severa despues de comer cuatro hígados de pez globo, la cual es considerada la parte mas venenosa del pez. El referia que era inmune al veneno por lo que el chef no pudo negar la petición del actor.

1976: Keith Relf, ex vocalista de The Yardbirds, murió mientras practicaba con su guitarra cuando se electrocuto debido a que su amplificador no estaba bien conectado.

1978: Georgi Markov, disidente búlgaro, fue asesinado en Londres con una sombrilla especificada que disparaba una bola metálica llena de resina en su interior.

1978: Janet Parker, fotógrafo medico británica, murió de viruela en 1978, diez meses después de que la enfermedad fuera erradicada en el ambiente, cuando un investigador del laboratorio donde ella trabajaba libero algunos virus en el ambiente, se cree que ella es la ultima persona muerta por viruela en la historia.

1978: Claude François, cantante francés, se electrocuto cuando intentaba cambiar un bombillo, parado en su tina que estaba llena de agua.

1978: Kurt Gödel, matemático austro americano, murió de hambre cuando su esposa fue hospitalizada. El sufría de paranoia y se rehusaba a comer comida preparada por alguien mas, Pesaba 65 libras (aprox 30 kg) cuando murió.

1979: Robert Williams, empleado de Ford Co. fue el primer hombre conocido en ser asesinado por un robot después de que lo golpeara un brazo robot de 1 tonelada en la cabeza.

miércoles, 23 de enero de 2019

La abducción de Barney y Betty Hill



A más de 51 años del caso de abducción más famoso de la era moderna, y uno de los primeros en lograr una difusión a nivel mundial, en Mystery Planet nos proponemos revisitarlo para ahondar minusciosamente en cada detalle y dar con un veredicto final lo más certero posible basados en los hechos, documentos oficiales y extraoficiales, y evidencias ineludibles que se desprenden del caso. Para ello contaremos con el aporte de la mismísima sobrina de Betty y Barney Hill, Kathleen Marden (escritora y directora de investigaciones de campo de la MUFON), el destacado Dr. Stanton Friedman (físico nuclear, investigador y escritor), y la colaboración del Dr. Bruce Maccabee (físico óptico e investigador OVNI).

En todos estos años, el incidente protagonizado por el matrimonio Hill se ha convertido en un referente al hablar del tema de las abducciones alienígenas, y por ende también en un blanco apetecible para los escépticos/debunkers que ven en los casos más populares un lugar de ataque fácil para lograr una extrapolación al fenómeno entero. Es por ello que también en este artículo trataremos cada punto que se ha presentado como objeción a la veracidad del caso y presentaremos la correspondiente réplica bien fundamentada. Sin más preámbulos, y esperando que disfruten de la informativa lectura, comencemos… Breve Reseña del Incidente La historia de los Hill comenzó la noche del 19 de septiembre de 1961, cuando el matrimonio regresaba a su hogar de Portsmouth, en New Hampshire, de sus vacaciones en Canadá.

Cuando su auto transitaba por la ruta 3, la pareja divisó un objeto brillante parecido a una estrella moviéndose en la parte sudoeste del cielo. Barney Hill detuvo el auto varias veces para que su esposa pudiera ver el objeto con unos binoculares de 7 x 50. El hombre supuso que se trataba de un avión pequeño, hasta que el objeto cambió de dirección y haciendo una curva se dirigió hacia ellos. Se encontraban a algo más de tres kilómetros al norte de Woodstock cuando el ovni se desplazó frente al auto y voló hacia la derecha del camino. Barney Hill le quitó los binoculares a su esposa, salió del auto y se paró en la ruta desierta para observar desde más cerca. El ovni con forma de plato se desplazó silenciosamente hacia la izquierda y se acercó de frente al auto detenido.

Entonces Barney sufrió un enorme shock: a través de los binoculares pudo distinguir unas ventanitas iluminadas a los costados de la nave, y detrás de las ventanitas pudo ver el interior iluminado donde había entre cinco y once figuras de aspecto humanoide que estaban ocupadas trabajando. Para Hill, los humanoides parecían vestir una especie de uniforme negro brillante con gorras puntiagudas. Sus movimientos le recordaron a los soldados alemanes realizando un ejercicio militar. Desde adentro del auto, Betty Hill podía oír a su esposo exclamando: “¡No lo puedo creer! ¡No lo puedo creer! ¡Esto es ridículo!”

Los Hill dijeron que la nave se acercó tanto a ellos que cubrió el campo de visión de los binoculares. Barney volvió al auto en estado de histeria, según recordó su esposa, lo puso en marcha y se alejaron por la ruta. Los Hill llegaron a su casa sin más novedades, pero esos pocos minutos los iban a perseguir durante años. Betty Hill empezó a soñar todas las noches con una aterradora experiencia con un ovni. Barney Hill sufría de aprensión, de insomnio y su úlcera de duodeno empeoró. Cuando trataba de revivir el hecho en su mente, Hill se sentía perturbado al advertir que no podía explicar todo lo que había sucedido en el lapso de las dos horas transcurrido desde el momento en que encontraron al ovni hasta el instante en que llegaron a su casa. ¿Adónde había estado? ¿Qué había ocurrido, realmente? Como su ansiedad aumentaba, los Hill decidieron buscar ayuda médica.

Un clínico de su pueblo les recomendó que consultaran a un eminente psiquiatra de Boston, Benjamín Simon, para ver si mediante regresión hipnótica podrían revelar el misterio que rodeaba a la noche del 19 de septiembre y retomar sus vidas. El tratamiento psiquiátrico comenzó en diciembre de 1963, más de dos años después del supuesto encuentro con el ovni. Bajo un estado profundo de hipnosis, Barney y Betty narraron una historia mucho más extraña que la que aparentemente se encontraba en su nivel consciente. El doctor Simon tuvo encendido su grabador todo el tiempo que le llevó a Barney Hill describir su secuestro a manos de raptores extraterrestres.

Hill recordó haber sido llevado por una rampa hacia el interior de la nave. De inmediato dijo que lo trasladaron a una habitación para someterlo a un examen. “Podía sentir cómo me revisaban con sus manos… Miraron mi espalda, y los podía sentir tocando mi piel…, como si estuvieran contando mi columna vertebral… y luego me dieron vuelta, y de nuevo me revisaron. Me abrieron la boca, y yo podía sentir dos dedos que la cerraban. Después oí como si vinieran más hombres, y los podía sentir que se desplazaban por el costado de la mesa en que yo me encontraba. Algo me raspó con suavidad, como un palito contra mi brazo izquierdo. Y luego esos hombres se fueron.

Al rato volvieron, me pusieron los zapatos, y pude bajar de la mesa. Pienso que me sentí bien porque supe que había terminado… Bajé por la rampa y abrí mis ojos y seguí caminando. Vi mi auto… y Betty venía caminando por la ruta, y luego abrió la puerta.” La mujer contó una historia similar sobre el examen físico. A ella le pareció que tomaron muestras para luego analizarlas. “Al entrar en esa habitación (comenzó su relato) vienen con un hombre que habla inglés. Se queda por un minuto, no sé quienes son; creo que tal vez sea la tripulación… y entra otro hombre. No lo he visto antes. Creo que es un médico. Traen la máquina… es algo parecido a un microscopio, pero un microscopio con gran lente. Me dio la idea de que estaban tomando una fotografía de mi piel. Luego toman algo similar a un abrecartas, pero no lo era, y rasparon mi brazo aquí… había como un trozo de celofán o plástico, o algo así, ellos rasparon y colocaron lo que sacaron en ese plástico”.

Betty Hill dijo que pidió al que parecía el líder que le informara de dónde venía su nave, y él le mostró la ubicación en un mapa de estrellas. Luego fue escoltada de regreso a la rampa y entonces pudo regresar al auto. Dos aspectos particulares de la historia de los Hill han ayudado a darle una cierta credibilidad ante muchos investigadores. El primero es un mapa estelar que Betty Hill dibujó siguiendo sus sesiones de hipnosis. El mapa se basaba, según dijo, en el que le mostró el líder de los extraterrestres. A fines de la década de los ’60s, una maestra de escuela primaria y astrónoma aficionada, de nombre Marjorie Fish, leyó la historia de los Hill y decidió ver si el mapa de Betty coincidía con algún sistema estelar cercano.

Después de construir un modelo en escala de las estrellas que se encuentran dentro de un radio de treinta y tres años luz de la Tierra descubrió que el mapa se correspondía bastante (aunque no de manera exacta) con una visión de nuestro Sol y las estrellas vecinas desde unos pocos años luz más allá del sistema estelar de los Retículos Zeta. Varios astrónomos verificaron la exactitud del modelo de Fish. Curiosamente, muchas de estas estrellas eran desconocidas (al menos para los terrícolas) hasta que se publicó el catálogo de 1969, es decir, ocho años después de la experiencia de Hill. Para estar seguros los críticos argumentaron que la coincidencia entre el modelo y el mapa de estrellas de Betty Hill fue una afortunada coincidencia, pero los defensores del relato de Hill sostienen que las diferencias parecen no tener importancia.

domingo, 20 de enero de 2019

El extraterrestre de Talavera la Real



José María Trejo y Juan Carrizosa, hacia las dos menos cuarto de la madrugada del 12 de Noviembre de 1976, se encontraban de guardia (cada uno en su garita, alejadas aproximadamente unos 60 m una de la otra) en la llamada zona de combustible de la Base Aérea de Talavera la Real (Badajoz). Cuando comenzaron a escuchar unos ruidos extraños, al principio parecían interferencias radiofónicas, pero se transformó en un silbido agudo y penetrante que hacía daño a los oídos.

Los soldados comenzaron a preocuparse pensando que alguien hubiese penetrado en el área militar, pero tras cinco minutos, el sonido cesó.

Trejo grito a su compañero Carrizosa si lo había oído y éste respondió que si. Prepararon sus armas, subfusiles “Z-62″, con la munición reglamentaria, y realizaron una inspección ocular en los alrededores. De nuevo, comenzó a producirse el sonido, tan intenso que parecía que les iba a estallar la cabeza. Pasados cinco minutos, al igual que la vez anterior, dejo de oírse y observaron en el cielo una claridad, sobre su misma vertical, parecido a una bengala, que duró unos 15 o 20 segundos.

José Hidalgo, otro compañero se acercó hasta las garitas, acompañado de uno de los perros-lobo, preguntando a éstos si habían visto el resplandor.

Temiendo que alguien hubiese penetrado en las instalaciones con alguna intención de sabotaje, decidieron avisar a Pavón, el cabo de guardia. Éste, les ordenó que realizaran una inspección ocular.

Con las armas cargadas, comenzaron a caminar en paralelo con la tapia que separa la carretera general de la Base. Al ver que el perro, especialmente entrenado para estos casos, no mostraba ningún signo de inquietud, iban más tranquilos. Pero de repente, cuando llevaban andados unos 300 metros, sintieron como un remolino y escucharon como se rompían unas ramas de un eucalipto cercano.

Esto les alertó, aferrados a sus subfusiles, soltaron al perro, el cual fue directo hacia el lugar donde habían oído el ruido de las ramas. Fueron momentos de especial tensión, esperando a que el perro hiciese algún ruido o ladrido, pero no fue así, después de unos segundos el perro regresó como mareado, tambaleante. Esta acción se repitió cuatro o cinco veces, hasta que el perro comenzó a hacer círculos alrededor de los soldados (técnica de defensa que se les enseña a dichos perros en medida de protección ante un peligro para la persona que tienen que defender).

Dieron varias veces el alto, pero nadie respondía, hasta que José María Trejo tuvo una sensación de que alguien estaba tras de él. A 15 metros de ellos, vieron una figura verdosa, formada de puntos de luz, de unos 3 metros de altura, con una cabeza pequeña y con una especie de casco, con un cuerpo grueso y unos largos brazos (en posición de cruz), las manos y los pies no pudieron verlas.

Hidalgo y Carrizosa comenzaron a disparar, entre 40 y 50 disparos realizaron contra aquel ser, el cual se encendió como un flash y desapareció, volviendo de nuevo el sonido chirriante que habían oído antes de aquella aparición, durando esta vez 10 o 15 segundos. Ayudaron a Trejo a incorporarse y pusieron a toda la base en estado de alerta máxima.

Al día siguiente, un total de 50 hombres, inspeccionaron la zona donde había tenido lugar el suceso y no encontraron nada. Ni un solo casquillo, ninguna bala empotrada en el muro que rodea al perímetro, nada.

A los pocos días, cuanto Trejo entraba en el comedor de la Base, cayó inconsciente al suelo tras haber mostrado signos de ceguera. Inicia entonces un periplo en el que se entremezclaban estados de ceguera con un posterior ingreso en una institución hospitalaria. Su última hospitalización fue el 30 de noviembre en el hospital de Madrid del ejército de Aire, con una duración de un mes y con una conclusión de haber sufrido “desajustes nerviosos”. A partir de ese momento estos “desajustes nerviosos” no volvieron a producirse.

Los expertos de las Fuerzas Aéreas ratificaron que las ametralladoras habían sido disparadas, pero ¿Qué había ocurrido con los proyectiles? ¿A qué o a quien habían disparado?

Según los protagonistas de la historia: – “No sabemos de qué se trata exactamente. Pero, de lo que no tenemos duda alguna -puesto que lo vimos perfectamente los tres- es que “aquello ” era algo parecido a un hombre, pero muy alto…”

jueves, 17 de enero de 2019

El aparecido de Vega de Coria



A eso de la 01:00 horas de la madrugada del 10 de noviembre de 1982 Eusebio Iglesias descargaba materiales para la construcción en compañía de su hijo Florián en una casa a las afueras de Vegas de Coria (Cáceres). En ello estaban cuando escucharon un sonido parecido a un lamento y una “llamarada” de color azul-butano de un metro de alta iluminó la carretera y desapareció en décimas de segundo sin dejar rastro de ningún tipo ni en el asfalto ni en los alrededores, tan solo los perros aullando.

Durante la noche siguiente Nicolás Sánchez Sánchez se dirigía hacia su casa a eso de las 21:45 horas. Su vivienda también estaba a las afueras de Vegas de Coria muy próxima al lugar donde Eusebio Iglesias estuviera descargando materiales de construcción la noche anterior. A punto de abrir la puerta de su casa escucha un sonido de lamento que lo localiza en el centro de la carretera. Al fijar su vista ve algo oscuro de no más de 30 centímetros que atrae su atención. Nicolás se acerca y para horror suyo el pequeño bulto empieza a crecer alcanzando más de 2 metros de altura en medio de un sonido de “rechinar de dientes”. La silueta de un hombre se recortaba en la claridad de la noche. Era un hombre muy fuerte con cabeza redonda que vestía una túnica negra muy amplia que le caía por debajo de las rodillas.

Nicolás retrocedió, pero la gran figura humana aparecida lo siguió. Ante tal amenaza Nicolás Sánchez agarró dos buenas piedras entre sus manos y arremetió contra aquel visitante inesperado que se alejó camino de Arrolobos flotando sobre la carretera. Desapareció en medio de un relámpago.

Dos días después Eusebio Iglesias, otra vez, volvía sobre las 21:30-22:00 horas con su mulo cargado. Uno de los sacos empezó a torcerse y mientras estaba entretenido poniéndolo de nuevo derecho sobre la caballería presintió que alguien se le acercaba, alguien de más de 2 metros de altura y todo negro que saltó por un terraplén de 20 metros de profundidad.

Estos tres vecinos mantuvieron en secreto sus visiones, es un pueblo pequeño y ya se sabe, hasta que el 3 de febrero de 1983 Florián Iglesias, otra vez, volvía montado sobre su bestia y ve venir por la carretera un hombre vestido de azul oscuro que al verlo salta por el terraplén. Florián se apea de su cabalgadura y en compañía de otras tres personas que habían llegado montados en bicicleta lo ven alejarse corriendo a gran velocidad.

Fueron la comidilla del pueblo cuando al día siguiente los tres ciclistas tornan al lugar donde tuvieron la visión el día anterior y se encuentran otra vez con aquel hombre que de nuevo salta por el terraplén.

El miedo se apoderó de los habitantes y acabaron haciendo batidas en busca el extraño transeúnte con intervención de la guardia civil sobre todo cuando el 9 de febrero otro vecino recibió a las puertas de su casa la visita del ser y en varias ocasiones muchos habían sido testigos de luces de color amarillento que volaban en silencio sobre el río mostrando gran luminosidad y cambiando de tamaño.

sábado, 12 de enero de 2019

El gigante de Fragosa



En esta ocasión hablamos de un mítico y extraño ser de gran estatura y tonalidad clara. Se tiene constancia de él en Las Hurdes desde al menos 1833, cuando la comarca aún pertenecía a La Alberca.

La última aparición de esta enigmática criatura se produjo a mediados de 1965 en las inmediaciones de la alquería de Fragosa. Allí los hermanos Juan e Isabel Mercedes Domínguez volvían una tarde de recoger melocotones del huerto, venían charlando, se encontraban ya cerca del pueblo cuando de repente comenzaron a escuchar un sonido parecido al de unos cascabeles. Extrañados miraron hacia todos los lados y se percataron de que en la pared trasera de unos de los corrales de pizarra se entreveía una especie de mancha blanquecina que parecía tener vida, pues realizaba extraños movimientos.

Al aproximarse comprobaron horrorizados como aquella “mancha” traslucida realmente tenía forma humana. Este extraño humanoide de aspecto gelatinoso tenía un cuerpo bastante desproporcionado, debería medir unos dos metros y medio, los brazos los tenía en cruz respecto al tronco y los movía armoniosamente. Su cuerpo realizaba extraños giros a derecha e izquierda. De repente, como si hubiese notado su presencia, el gigante comenzó a andar en su dirección, lo que provocó el espanto de los hermanos que huyeron despavoridos. Los hermanos llegaron a casa en pleno estado de shock, lo que produjo que todo el pueblo se pusiera en alerta. Un numeroso grupo de hombres armados con antorchas y escopetas hicieron una batida esa misma noche sin éxito. Desde aquella tarde de 1965 no existe constancia de que se haya vuelto a pasear este inquietante gigante por la comarca.

Como curiosidad decir que durante todo el tiempo que estuvieron frente a este humanoide se estuvo escuchando el sonido de unos cascabeles.

miércoles, 9 de enero de 2019

El cruel final Reyes Magos



La historia que se esconde detrás de Sus Majestades navega, a día de hoy, entre el mito y la realidad.

Poco falta para que los Reyes Magos hagan las delicias de los más pequeños y comiencen su viaje a lo largo del planeta repartiendo ilusión y alegría. En unas horas, Melchor, Gaspar y Baltasar subirán a sus camellos para premiar a los niños buenos y dar un tirón de orejas con carbón a los que peor se hayan portado. Poco se puede decir de ellos que no se sepa. A día de hoy, de hecho, Sus Majestades son unos de los personajes más populares entre los niños Aunque lo que no se suele contar de ellos es su verdadero final. Quizá porque, en parte, navega entre la realidad, el mito y la tragedia.

Hechiceros para unos, astrólogos para otros, una de las versiones que narra la verdadera historia de los Reyes Magos afirma que estos desgraciados persas se convirtieron al cristianismo después de haber viajado hasta Belén y que, tras ser bautizados, fueron capturados y murieron martirizados por ayudar a extender y predicar el cristianismo. La controversia sobre estos personajes no terminó, ni siquiera, cuando murieron. En la actualidad, por ejemplo, se cree que sus restos reposan en la catedral de Colonia, donde habrían llegado después de que el popular Barbarroja destrozara su último sepulcro en Constantinopla.

Comienza la leyenda

El primer testimonio de su leyenda hay que buscarlo en la Biblia. El creador fue Mateo. El Apóstol fue el único de todos sus compañeros que desveló en el libro sagrado la existencia de estos personajes. Aunque no dejó escrito en las crónicas que fueran tres. Por el contrario, se limitaba a señalar que, tras el nacimiento de Jesucristo, llegaron de «Oriente a Jerusalén unos magos». A continuación, explicaba que habían preguntado por el pequeño. «¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido?». En el texto, por lo tanto, no hacía ninguna referencia tampoco a su raza.

Mateo también incidía en que los Reyes Magos afirmaron que habían visto «su estrella» en «el Oriente» y que habían acudido a adorarle. Esta inesperada visita no tardó en ser conocida por Herodes, rey del país. Según el Apóstol, tras enterarse de que unos magos habían arribado a sus dominios, «el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él». El monarca, sin dudarlo, convocó a los principales sacerdotes y a los escribas y «les preguntó dónde había de nacer el Cristo». La respuesta de todos estos sabios fue unánime: en Belén. ¿La razón? Que así lo decía la profecía.

Siempre según las crónicas de Mateo, Herodes se reunió con los recién llegados y les tendió una trampa: les envió a la ciudad y les pidió que averiguasen todo lo que pudiesen acerca del niño, pues él quería adorarle también. «Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño». El evangelista continúa afirmando que, después de llegar a la casa en la que había nacido Jesús, se postraron y le adoraron como aun rey.

El texto también habla, por primera vez, de los regalos que llevaron a Jesús. «Le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra». Posteriormente se marcharon, pero no cumplieron su promesa de avisar al rey tras ser advertidos en sueños (por un poder superior) de lo que este pretendía. «Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino», completa Mateo. Esta es la información que daría lugar a la llegada de Sus Majestades a todas nuestras casas en la noche del 5 de enero. Una tradición que ha ido evolucionando con el paso de los siglos debido, entre otras cosas, a las múltiples versiones existentes.

Triste final

De forma independiente al momento exacto en el que nació su leyenda, cabe destacar que la tradición ha dado también un cruel final a los Reyes Magos. Según la creencia popular, nuestros protagonistas fueron bautizados por Santo Tomás y comenzaron a predicar el Evangelio por la India. En palabras de Juan de Hildesheim (« El libro de los Reyes Magos»), el religioso «consagró obispos a los tres Reyes y ellos, a su vez, eligieron entre las gentes del pueblo a personas sin mancha».

«Después de la partida y la muerte del bienaventurado Tomás, los tres reyes, ya ordenados obispos, peregrinaron por todas las ciudades y todos los pueblos, construyendo muchas iglesias y ordenando sacerdotes y ministros de Dios. Y puesta a un lado toda mundana vanidad, eligieron como morada perpetua la ciudad de Seuva, y con el auxilio de Dios y de todos los obispos y sacerdotes, gobernaron desde allí sus tierras y reinos, en lo espiritual y en lo temporal. Y todos los pueblos los obedecieron no por temor, sino por amor, no como señores, sino como padres, y los amaron con un amor que no era apariencia», añade el autor.

A partir de entonces las versiones sobre su muerte se diluyen. La más extendida es la que afirma que fueron martirizados en el año 70, después de evitar ser linchados en varias ocasiones por predicar el cristianismo. Uno de los que incide en este final es el cronista Pedro de Rojas en su obra del siglo XVII « Historia de la imperial ciudad de Toledo, cabeza de su felicísimo reino, fundación, antigüedades, grandezas (etc.)». En la misma, además, contradice a De Hildesheim al señalar que no eran reyes, sino que les denominaban de esta forma por el reconocido nivel de sabiduría que habían alcanzado.

«Ellos, santos Reyes Magos, padecieron martirio el año setenta del Señor, por su Santa Fe, teniendo Gaspar ciento y treinta años de edad, Baltasar ciento y diez y Melchor noventa y cuatro. Bien Logrados años, y buen remate de sus santas vidas. Novedad grande, curiosa y de ninguno tocada en esos tiempos», desvela este autor. Otros como Flavio Lucio Dextro (del que bebe De Rojas) es partidario de la versión del martirio y señala que se sucedió en la ciudad de «Sefania Adrumenta».

Sin embargo, De Hildesheim cree, como otros estudiosos y cronistas de la época, que los Reyes Magos fallecieron de muerte natural. En sus palabras, dejaron este mundo «poco antes de la fiesta de natividad del Señor» y justo después de que una estrella apareciera en el cielo como presagio de su defunción. A su vez, señala que el primero en partir fue Melchor, en su «centésimo decimosexto año de vida», y que lo hizo en presencia de todo el pueblo y sin sentir dolor. «Los otros dos Reyes, con todos los nobles y el pueblo, depositaron su cuerpo en el túmulo».

Según la versión de la tortura, sus cuerpos fueron enterrados en el mismo sarcófago, lo que podría sugerir que eran familiares. En todo caso, la leyenda afirma que santa Elena (la misma que halló la Vera Cruz) se llevó sus restos hasta Constantinopla en el siglo IV. Así, hasta que fueron dejados en Milán.

A partir de aquí se les habría perdido la pista, pues se cuenta que -cuando el emperador Federico Barbarroja asedió la ciudad en 1162- los huesos fueron llevados hasta Colonia. Comenzaron su viaje en 1164 y, poco después, se edificó una iglesia en la región en su honor. En ella, a día de hoy, permanece su relicario.