martes, 14 de agosto de 2018

El anillo de Silviano



El anillo Vyne o anillo de Silviano es un anillo de oro, que data probablemente del siglo IV, descubierto en un campo arado cerca de Silchester en Hampshire, Inglaterra, en 1785. Originalmente era propiedad de un hombre romano británico llamado Silviano, y al parecer, fue robado por una persona sobre la que Silviano lanzó una maldición.

Después de su descubrimiento en el siglo XVII, el anillo pasó a ser propiedad de la familia Chute, cuya casa era conocida como Vyne, también en Hampshire, ahora el sitio es propiedad de la National Trust y el anillo fue expuesto allí en abril de 2013.

En 1929, durante las excavaciones en el templo romano de Nodens en Lydney, el arqueólogo Sir Mortimer Wheeler descubrió los detalles de la maldición. Fue entonces que Wheeler consultó a JRR Tolkien, profesor de la Universidad de Oxford y dio detalles a su amigo sobre el anillo y la maldición invocada en el nombre de un Dios, por lo que el anillo y la maldición pueden haber inspirado la historia de El Hobbit y El Señor de los Anillos, escrita por Tolkien.

El anillo de Silviano es más grande que la mayoría de los anillos, siendo de 25 mm (1 pulgada) de diámetro y pesando 12 g (0,4 oz), y tal vez fue destinado a ser utilizado sobre un guante. La banda del anillo tiene diez facetas. Se encuentra definido con un bisel cuadrado grabado con una imagen de la diosa Venus. Por un lado están las letras “VE” y por el otro “NVS”, escritas en especular. De modo que cuando se usa como sello sobre lacre u otro material, la imagen y las letras aparecen en su posición natural.

En el aro están inscritas las palabras “SENICIANE VIVAS IIN DE”. Esta frase contiene dos errores: la “I” de “INN” fue duplicada, sin dejar lugar a la última letra que debería haber sido una “O”. La inscripción debería terminar “VIVAS IN DEO” – una inscripción común a los cristianos de Roma, que significa “vivir en Dios”. El anillo de Silvano fue descubierto en 1785 en un campo agrícola cerca de Silchester, un pueblo de origen romano, y el sitio de muchos descubrimientos arqueológicos. Nadie sabe cómo llegó el viejo anillo a The Vyne, pero se supone que un agricultor lo encontró y lo vendió a la familia, que se sabia, tenían especial interés en la historia y las antigüedades. En 1888, el dueño de la propiedad, Chaloner Chute, escribió sobre el anillo en una historia de la casa.

En el siglo XIX se descubrió una placa de plomo, un tipo conocido como “tablilla de maldición” o defixio, en el emplazamiento de un templo romano dedicado al dios Nodens en Lydney, Gloucestershire, a 80 millas (130 kilómetros) de The Vyne. La placa fue inscrita con una maldición:

DEVO NODENTI SILVIANVS ANILVM PERDEDIT DEMEDIAM PARTEM DONAVIT NODENTI INTER QVIBVS NOMEN SENICIANI NOLLIS PETMITTAS SANITATEM DONEC PERFERA VSQVE TEMPLVM DENTIS

Al dios Nodens. Silviano ha perdido un anillo y donará la mitad [de su valor] a Nodens. A quienes se llamen Seneciano no permitas que gocen de buena salud mientras no devuelvan el anillo al templo de Nodens.

En 1929, el arqueólogo Sir Mortimer Wheeler estaba cavando en el lugar de Lydney e hizo una conexión entre el anillo con el nombre Seniciano, y la maldición de la piedra que llevaba el mismo nombre. Wheeler llamó a Tolkien, como profesor de anglosajón en la Universidad de Oxford, para investigar la etimología del nombre “Nodens” mencionado en la maldición.

Hasta hace poco, el Anillo de Silviano permaneció en la biblioteca de Vyne y era poco conocido, pero fue puesto en exhibición por primera vez en abril de 2013 en una exposición propia, junto con una copia de la inscripción de la maldición de la tabla.

La hipótesis es que Wheeler, en su discusión con Tolkien sobre el nombre Nodens en la tabla de maldición, también habría discutido sobre el anillo Vyne, con el que estaba familiarizado. Se cree que otros aspectos de la arqueología de la zona de Lydney pueden haber influido en los escritos de Tolkien, como un fuerte de la Edad de Hierro conocido como Dwarf’s Hill (‘colina del enano’).

El anillo juega el papel principal en El Hobbit (publicado en 1937) y El señor de los Anillos (1954). En la historia de Tolkien, el Anillo Único fue forjado por el Señor Oscuro Sauron, para esclavizar a los pueblos libres de la Tierra Media. Cuando se calienta al fuego, se hace visible una inscripción en uno de los idiomas de ficción de Tolkien.

sábado, 11 de agosto de 2018

El aterrador Hotel Baker



Cuando hablamos de hoteles embrujados es difícil no recordar la misteriosa muerte de Elisa Lam, la joven estudiante de 21 años que en febrero de 2013 fue encontrada muerta en el interior del tanque de agua ubicado en la azotea del conocido Hotel Cecil en Los Ángeles. Si su muerte fue todo un misterio más lo fue el informe forense, el cual dictaminó que no se encontraron restos de drogas o alcohol en su organismo.

Pero dejando aparte esta sorprende historia, todo ocurrió en un conocido hotel “embrujado” de California. Y es que Estados Unidos tiene asombrosas historias de fantasmas en los muchos hoteles históricos que se encuentran en los diferentes estados, incluso alguno de ellos se han visto en la obligación de cerrar al público incomprensiblemente, que los expertos creen que es debido a la energía que los envuelven.

Este es el caso del Hotel Baker en Texas, donde sus 14 pisos dominan el horizonte de la ciudad Mineral Wells ubicada en el condado de Palo Pinto en el estado de Texas. Ahora las habitaciones están completamente destruidas y sus ventanas rotas. Ya nada es como era antes, su entrada está cerrada con simples hojas de madera de contrachapado, obligando a las autoridades municipales a sellar constantemente las nuevas vías de entrada que quedan abiertas para los intrusos, los actuales huéspedes del Hotel Baker.

Pero ellos no son los únicos que habitan en el interior de este fantasmagórico hotel, los residentes afirman que entre sus paredes residen aun las almas en pena de aquellos que alguna vez fallecieron en el hotel en trágicas circunstancias y que su energía malévola que en su día obligó a cerrar el hotel continua existiendo entre sus pasillos, fenómenos paranormales que incluso han obligado a algunos vagabundos a abandonar el lugar en medio de la noche.

El hotel de la muerte

Según los registros, el Hotel Baker cerró oficialmente en 1972. Pero son muchos los que aún recuerdan cuando se abrió por primera vez al público, un exuberante hotel de lujo que incluía baños minerales, una piscina del tamaño olímpico y una discoteca en la azotea conocido como el “Cloud Room”, donde algunos recuerdan haber escuchado su música por toda la ciudad.

Son muchas las celebridades que estuvieron en el Hotel Baker, como Judy Garland, Clark Gable, Roy Rogers o los Tres Chiflados. Pero la realidad es que el hotel no es recordado por todas las celebridades que lo visitaron, sino más bien por albergar las almas en pena de muchas personas fallecidas en trágicas circunstancias.

Algunos afirman que el espíritu más famoso es el de una mujer que se suicidó allí y que continua vagando por los pasillos. Los informes sugieren que se trataba de esposa del gerente del hotel, mientras otros creen que era la amante del Sr. Baker. Cuenta la leyenda, que ella saltó hacia su muerte desde la parte superior del hotel.

Esta muerte dio paso a gran cantidad de informes paranormales por parte de los clientes, como una mujer que reportó haber encontrado en sus vasos marcas de lápiz labial de color rojo en la suite del séptimo piso donde la mujer fallecida residía. Pero son muchos los clientes que informaron haber olido durante la noche un perfume con aroma a lavanda, que curiosamente era el que utilizaba la mujer del séptimo piso.

Pero este no es el unció fantasma que habita en el Hotel Baker. Otro fantasma fue visto en el sótano y se cree que es el de Douglas Moore, el antiguo operador del ascensor. Según los registros, en 1948 Douglas comenzó a trabajar en el Hotel Baker como operador del ascensor. Él murió misteriosamente en un “accidente” en el ascensor, en el cual su cuerpo fue cortado en dos por la cintura. Entonces, muchos clientes que desconocían los hechos afirmaron haber visto la aparición fantasmal de “un cuerpo sin cabeza”.

También se dice que una pareja falleció en misteriosas circunstancias en una de las habitaciones del hotel. Una camarera que trabajaba en el comedor dijo haber visto la imagen de una novia y su novio en el espejo. Cuando se dio cuenta de que no había nadie en la habitación se quedó completamente paralizada por el terror. Ella declaró que el novio hizo contacto visual con ella, pero cuando miró de nuevo su imagen simplemente se desvaneció.

Los antiguos registros del Hotel Baker tienen páginas y páginas de “quejas” de los que alguna vez visitaron el hotel sobre fenómenos sin explicación, algo que según los expertos pasó factura a su reputación. Son muchos, los que creen que se vio obligado a cerrar por este motivo en 1972, para siempre.

En la actualidad el Hotel Baker en el centro de Mineral Wells, Texas, podría ser renovado y reabierto al público con la intención de dar un impulso económico a la ciudad. Pero la realidad es que antes de tener clientes procedentes de otras partes del país sus paredes podrían albergar otros clientes, procedentes del más allá.






miércoles, 8 de agosto de 2018

Bakeneko.



Un bakeneko, literalmente gato monstruo, es un gato de habilidades sobrenaturales perteneciente al folklore japonés.

Según el folclore, un gato doméstico puede convertirse en un bakeneko si ha vivido 100 años, si ha adquirido un kan (3.75 kilogramos) de peso o si se le permite tener una cola larga. Un gato también podía ser considerado un bakeneko si se le veía tomando aceite de una lámpara, algo demasiado común porque el aceite de las lámparas era aceite de pescado original. 

Aquello producía sombras de un gato enorme, causando temor e ideas fantásticas en la mente de los hombres. Más tarde el bakeneko sería representado como un espectro que bajo la inocente forma de un gato, al cumplir los cien años y habiendo dejarle crecer la cola (La misma podía luego dividirse de tres hasta siete veces, mientras más colas tuviera mayor era su poder. Debido a esto se suele confundir al bakeneko con el nekomata) se devoraba a los humanos para robarles su identidad llegando incluso a adoptar la figura exacta de un humano.

A causa de esto a muchos gatos en el antiguo Japón, se les cortaba la cola. Y si vivían más de trece años eran abandonados por sus dueños, temerosos de que se convirtiera en un bakeneko o en nekomata. También se los asociaban con las prostituas, para los hombres les excitaba la idea de que podían haberse acostado con una mujer gato. Así para exponer su verdadera naturaleza solían llevar a las prostituas cabezas de pescados y mariscos. También existe otra variante del bakeneko que es el Gotokoneko

Debido a que la cola de un gato debe ser cortada para que no se convierta en un símbolo sexual recto, se asocia a esta superstición con la crianza de gatos bobtail japonés, una raza de gatos originaria del Sureste Asiático que se distingue por tener cola corta, parecida a la de un conejo.

En el año de 1602, se decretó en Japón que nadie podía poseer, vender o comprar un gato, todos debían ser puestos en libertad para que la población de ratas no afectara la industria del arroz y la seda , haciendo al bobtail japonés el gato callejero icónico de Japón.​ Después de este decreto comenzaron a surgir leyendas acerca de esos grupos de gatos con cola corta en las calles. Debido a que los gatos son fuertemente asociados a la muerte y la frialdad, se cree esto contribuyó al surgimiento de estas historias.

Un bakeneko puede alcanzar grandes tamaños y sus habilidades son varias: puede hablar, caminar erguido, volar, cambiar su aspecto o forma e, incluso, resucitar a los muertos. Un bakeneko suele devorar y buscar presas humanas, según algunas leyendas, un bakeneko devoraba a las personas para transformarse en ellas y robar su identidad. Un nekomata tiene la habilidad de controlar a los cadáveres como marionetas.

Una popular leyenda de Japón habla acerca de un hombre llamado Takasu Genbei, cuyo gato había desaparecido, justo cuando la personalidad de su madre había cambiado radicalmente. La mujer se portaba rara, detestaba la compañía y tomaba sus alimentos en su habitación. 

Cuando su familia quiso averiguar lo que sucedía, vieron a una criatura felina en las ropas de la mujer. La mujer desaparece y el gato que estaba desaparecido vuelve. Takasu, aún escéptico, rompe las tablas tatami de la habitación de su madre, sólo para encontrar que los huesos de la mujer se encontraban ahí.​

Existen otras leyendas que hablan de bakenekos benevolos, una de las más populares habla acerca de una pareja que incapaz de tener hijos, posee un gato y lo tratan como si fuera su hijo. Un día una mujer se aparece en la puerta de la pareja, confesándoles que ella era el gato que habían adoptado y que algún día pagaría su bondad, trayéndole a la pareja fortuna, o en otras versiones, una hija.



sábado, 4 de agosto de 2018

Dullahan, jinete decapitado



El Dullahan, un siniestro jinete sin cabeza que cabalga durante las noches sin luna, puede considerarse como uno de los seres más terribles de la mitología celta y ha servido como semilla para el relato “Sleepy Hollow“, en el que un hombre llamado Ichabod Crane se veía enfrentado a una de estas criaturas.

El Dullahan porta su cabeza decapitada en su mano, una cabeza que por otra parte tiene la cualidad de brillar en la negrura de la noche (teniendo especial preferencia por la medianoche) y le sirve para encontrar a viajeros solitarios por los campos y caminos de Irlanda, además de estar dotado de una visión sobrenatural con la que puede ver en la lejanía.

Su montura es un corcel tan negro como la misma noche y cuyos cascos lanzan chispas al cabalgar. Los Dullahan también pueden llevar armas, o bien una espada o bien un extraño látigo hecho con una columna vertebral humana, que utiliza para atacar a aquellos que le espíen o vigilen a propósito, o también al desafortunado que hayan tenido la desgracia de toparse con él. Resulta cuando menos curioso que un ser tan terrorífico tenga especial aversión a dos cosas, una a que le observen y la otra al oro, por lo que los viajeros que se aventuren en la noche deberán llevar algo de este metal para no sufrir la cólera del Dullahan.

Hay quien sostiene que este ser fantasmal es la encarnación terrenal de Crom Dubh, un antiguo dios celta cuyo culto exigía de sacrificios humanos anuales (y a quien se veneró hasta bien entrado el siglo VI, momento en que los primeros misioneros empezaron a evangelizar Escocia e Irlanda), y que se ha retornado a nuestro mundo en busca de nuevas almas humanas. Sin duda el Dullahan es un terrorífico contrapunto al resto de seres que se pueden hallar en la mitología celta.

miércoles, 1 de agosto de 2018

Los fantasmas y el castillo encantado de Warwick



A orillas del Río Avon, en Warwick (condado de Warwickshire, uno de los más antiguos del país) y en el corazón de Inglaterra, se localiza el Castillo de Warwick. El castillo es en la actualidad una de las mayores atracciones turísticas de la zona, atrayendo a infinidad de visitantes provenientes de todas las partes del mundo.

Sin embargo, lo cierto es que en él han ocurrido una serie de sucesos misteriosos, incluso muertes, que aún hoy siguen sin explicación. Una de las historias que rondan por el castillo es aquella que sucedió en 1977: se cuenta que dos pintores estaban trabajando en el castillo cuando, de repente, oyeron pasos en el piso de arriba: comenzaron a buscar a esa tercera persona, pero jamás encontraron a nadie; además, tampoco encontraron ningún pasillo o pasadizo que conectara la torre en la que estaban trabajando con el resto del edificio.

Pero la historia no acaba ahí: cuando Michael Roberts regresó de su descanso para el almuerzo, se encontró con que su compañero tenía fuertes síntomas de haber sido asfixiado: aunque fue llevado de urgencia al hospital más cercano, no llegó con vida. Su asesinato sigue sin estar resuelto.

Además, el castillo es también famoso por una de sus torres, la Watergate, también llamada la “torre del fantasma” ya que se dice que allí sigue habitando el fantasma de su antiguo duelo, Fulke Greville, que vivió en él a comienzos del siglo XVII y fue asesinado por su sirviente, Haywood. A este respecto son muchos los turistas los que han confesado, muertos de miedo, haber visto el fantasma. Cuenta la leyenda que Greville sigue esperando impaciente el regreso de su traidor sirviente para poder cobrarse su venganza.

También, en la prisión del castillo, habita un prisionero que fue torturado en ese lugar y aún son unas cuantas las muertes que acontecieron en él que siguen sin poder explicarse.



sábado, 28 de julio de 2018

Edificio Joelma



El 01 de febrero 1975 la ciudad de São Paulo, Brasil, se despertó con una gran tragedia. Uno de sus edificios más emblemáticos se convirtió en “el coloso en llamas”. De los 756 residentes del edificio, más de la mitad sufrieron graves heridas, y 188 almas fallecieron en el terrible incendio. Pero este terrible suceso solo fue el final a un terreno con 400 años de historia, que según dice la leyenda comenzó con las almas malditas de trece colonos jesuitas y terminó con la llegada de trece santos.

Aunque la realidad es que posteriormente al gran incendio, un gran número de testigos afirman haber sido testigos de extraños fenómenos que se escapan a cualquier explicación racional, convirtiendo el edificio Joelma en un lugar excepcionalmente embrujado. ¿Existe algún tipo de maldición en el lugar? ¿Qué es el misterio de las 13 almas? ¿Continúan los informes de apariciones fantasmales u otros extraños sucesos en la actualidad? Bienvenido al edificio Joelma…

Un incendio devastador

El viernes 1 de febrero de 1974 los 25 pisos del conocido edificio Joelma estaban completamente en llamas. A las 8:50 de la mañana un vecino de un edificio adyacente se dio cuenta de las llamas y rápidamente informó a los bomberos. En menos de media hora todo el edificio estaba envuelto en llamas, dejando a cientos de personas atrapadas en su interior.

Para muchos no era de extrañar lo que estaba ocurriendo, ya que desde su construcción el edificio carecía de los sistemas mínimos para evitar este tipo de circunstancias. No disponía de alarmas contra incendio, rociadores, luces de emergencia o de salidas de emergencia, y los sistemas de aire acondicionado habían mostrado gran cantidad de averías desde su instalación. Y fue esto último lo que originó el infierno en el propio edificio. Un aparato de aire acondicionado en el piso doce se recalentó y posteriormente comenzó a arder.

El infierno en la tierra

Eso solo fue el inicio de una verdadera pesadilla para todos aquellos que estaban en el edificio. Aunque más de 500 personas lograron escapar, muchas salidas de emergencias fueron bloqueadas por el fuego, el calor y el humo que ascendía rápidamente por la única escalera del edificio. Cerca de 170 personas llegaron a la azotea, pero el humo y el calor del fuego impedían que los helicópteros de rescate pudieran llegar a los sobrevivientes. Lo que pasó a continuación con todos aquellos que se mantenían con vida fue una escena procedente del mismísimo infierno.

Algunas personas se suicidaron, otros intentaron descender por las ventanas de un piso a otro con el objetivo de alcanzar las escaleras de incendios, llagando únicamente a la planta número 15 (casualmente el fuego del hueco de la escalera sólo llegó hasta esta planta). Muchas personas murieron en esos intentos, al igual que todos los que intentaba sobrevivir saltando desde las ventana. Todo el que intentaba una caída libre desde la azotea acababa muriendo.

Hacia el mediodía el incendio finalmente se dio por extinguido y el personal de rescate, la policía y los bomberos fueron capaces de acceder al edificio en busca de sobrevivientes, y para contabilizar todos los muertos. Según informaron las autoridades, había cuerpos esparcidos por todas partes y, finalmente, la cifra oficial de fallecidos era de 188.

Las “13 alamas no identificadas” y la “Casa del Mal”

A medida que los equipos de bomberos y de rescate pasaban de un piso a otro y de una habitación a otra para evaluar los daños, se encontraron con un ascensor completamente sellado. Los bomberos tuvieron que hacer un gran esfuerzo para abrir las puertas, pero lo que encontraron fue una escena dantesca; una masa de cuerpos carbonizados apilados en el suelo y en las paredes.

El calor en la caja metálica del ascensor había hecho que muchos de los cuerpos se fusionaran, lo que hizo que tardaran un buen rato en contabilizar a las 13 víctimas. Los cuerpos eran irreconocibles y nunca se pudo identificar los 13 cuerpos. Pero lo más sorprendente fue que nadie reclamó su desaparición. Fueron enterrados en el cementerio junto a San Pedro, y la tumba fue conocida como las “13 Almas”.

Aunque una de las peores historias ocurridas en el terreno tuvo lugar mucho antes de la construcción del propio edificio. En 1948, un químico de 26 años llamado Paul Campbell vivía en una casa en esos mismos terrenos con su madre y sus dos hermanas. Una noche, sin ninguna razón aparente, Paul asesinó a su familia, arrastrando los cuerpos al exterior de la casa antes de suicidarse.

Muchas personas desconocían este hecho o no le daban tampoco mucha importancia, pero después del incendio uno de los bomberos se infectó de alguna manera por un cadáver, muriendo al día siguiente. Fue en este punto cuando los locales estaban más que seguros que la tierra donde se erigía el edificio estaba maldito. El barrio donde estuvo la casa de Campbell, y más tarde el edificio Joelma, fue conocido como “La Casa del Mal”.

Un edificio embrujado

Después del incendio, el edificio Joelma estuvo cerrado durante varios años debido a las labores de remodelación, rebautizándolo como “Praça da Bandeira”. Había esperanzas entre los locales de que el nuevo edificio haría olvidar la terrible tragedia. Pero muy a lo contrario de lo esperado, el nuevo edificio presentó gran cantidad de actividad paranormal. Sobre todo las plantas superiores de la decimoquinta, que parecen ser las anfitrionas de una serie de apariciones fantasmales en las escaleras que hacen disparar las alarmas de incendios constantemente y que provocan un mal funcionamiento en los ascensores.

Los psíquicos que entran en el edificio para contactar con las almas de los fallecidos en el gran incendio dicen que hay muchas energías que vagan por la parte superior de la planta decimoquinta, aunque muchas de ellas son presencias amigables. Sin embargo, también han afirmado que existen presencias oscuras realmente enojadas.

Y no podemos obviar que algunos lugareños dicen que las tumbas de las 13 almas perdidas del edificio Joelma tienen cualidades milagrosas. Según se dice, cuando alguna persona gravemente enferma pasa delante de sus tumbas a los pocos días es curada milagrosamente, sobre todo personas con quemaduras. Eso dio paso a un peregrinaje de muchas personas, quienes viajaban de todo Brasil para obtener el cumplimiento de sus milagros. Aunque la iglesia nunca ha reconocido oficialmente los milagros de las trece almas, los residentes de São Paulo y de muchas partes del país reconocen las tumbas de los 13 como un lugar sagrado en el que los enfermos se curan y los deseos se hacen realidad.

Un misterio que continúa en nuestros días

En el momento del incendio, Joelma tuvo el mayor número de muertes atribuidas a una tragedia en un edifico. Este macabro registro sólo fue superado cuando las torres del World Trade Center se derrumbaron en la ciudad de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. En la actualidad el antiguo edificio Joelma tiene docenas de habitaciones vacías, y continúa el intento de librar al lugar de los espíritus. Las historias que rodena el viejo edifico siguen siendo uno de los grandes misterios de la época moderna, y aunque algunos son escépticos en cuanto a la presencia de actividad paranormal en el edificio, otros están completamente convencidos de que todos los fenómenos son una realidad.